Las Provincias

Urbanismo requiere nuevos informes sobre los graneles y retrasa el recurso del Puerto

Actividad de carga y descarga de graneles en el puerto de Alicante.
Actividad de carga y descarga de graneles en el puerto de Alicante. / A. Domínguez
  • Los técnicos rechazan la petición de suspensión del decreto que exigía la solicitud de licencia para la actividad

La Concejalía de Urbanismo gana tiempo para resolver el recurso de reposición que el Puerto ha presentado contra el decreto que le exigía pedir licencia ambiental para la actividad de carga y descarga de graneles. Apenas tres días antes de que expirase el plazo de resolución, el departamento que dirige Miguel Ángel Pavón reclamó al Puerto una serie de informes, que retrasan 15 días hábiles (20 si se cuentan fines de semana) el plazo límite.

En concreto, Urbanismo otorga un plazo de 15 días a la Autoridad Portuaria para que aporte los informes emitidos por Puertos del Estado y la Abogacía del Estado a los que hace referencia en su recurso de reposición. Aquellos que la Autoridad Portuaria ya presentó ante el Consejo del Puerto y que presuntamente le dan la razón acerca de que no es ella la que debe pedir las licencias, sino las empresas que desempeñan la actividad.

También le han pedido al Puerto todas autorizaciones que haya otorgado a las empresas que realizan la manipulación de graneles pulverulentos. «Todo ello al objeto de tener en cuenta dichos informes y autorizaciones antes de dictarse la propuesta de resolución del recurso de reposición presentado por la Autoridad Portuaria», explicó Pavón.

El edil defiende que, dado que fue el Puerto el que pidió a la Generalitat la autorización de emisiones a la atmósfera, que todavía no se le ha concedido, es también la institución la que debe pedir las licencias ambientales que ahora se le reclaman.

En cualquier caso, una vez que el Puerto presente la documentación que se le ha requerido, Urbanismo irá muy justo de tiempo para resolver, dado que dispondrá de los dos días hábiles que le quedaban antes de esta ampliación para pedir los informes. Y es que el plazo acababa este lunes, pero se remitió la petición de documentación el viernes.

Si no se resuelve a tiempo, el Puerto podría entender que se le ha denegado, porque el silencio administrativo, en el caso de recursos de reposición, siempre es negativo. Y podría ejercer de inmediato su derecho a llevar este asunto a los tribunales mediante un contencioso administrativo. Sin embargo, desde Urbanismo explican que su intención es resolver el recurso a tiempo, sea en el sentido que sea.

Por otro lado, Pavón ha desestimado la petición de suspensión del decreto de petición de licencias, formulada por la Autoridad Portuaria en su recurso. «Los técnicos de Urbanismo consideran que la petición de suspensión es improcedente al recurrirse un decreto por el que simplemente se otorga un plazo para regularizar la actividad mediante la obtención de licencia ambiental, un emplazamiento que en modo alguno puede causar perjuicios de imposible o difícil reparación a la Autoridad Portuaria y su comunidad», defiende Pavón. «El hecho de que se advierta de las consecuencias que pudiera acarrear su incumplimiento (suspensión del funcionamiento de la actividad) no es motivo para solicitar la suspensión del decreto, que se limita a conceder un plazo y que en ningún caso establece la suspensión de la actividad, una suspensión que no se ha producido y que, por tanto, no es susceptible de causar los perjuicios que la Autoridad Portuaria alega», añade. Y explica que no se va a suspender la actividad ni a tomar ninguna decisión mientras se resuelve el recurso.