Las Provincias

Las mujeres mastectomizadas deben esperar dos años para una reconstrucción

Al drama personal que supone la extirpación parcial o total de los pechos, por el que pasa un 64% de las 25.000 españolas a las que cada año se les diagnostica un cáncer de mama, se une la falta de medios en la sanidad pública para dar una respuesta eficaz y pronta a las afectadas que demandan que se les practique una reconstrucción.

La mayoría de mastectomizadas que piden una reconstrucción se ven obligadas a esperar de media más de dos años para que la sanidad pública les realice la intervención, según el primer estudio realizado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora. Los especialistas tildan el dato de «inaceptable» y mantienen que supone un daño tanto a la recuperación física como psicológica de la paciente.

De las 4.500 mastectomizadas que cada año demandan una reconstrucción, unas 2.600, el 57%, no logra que la intervención sea simultánea o inmediatamente posterior a la extirpación y se ven atrapadas en un parón sanitario que, según las autonomías, les obliga a esperar desde unos pocos meses a cinco años.

El estudio detecta que las carencias más escandosas se producen en los hospitales andaluces, con una media de esperas de entre dos y cinco años, y en los extremeños, con retrasos de tres años. Los autores no tienen duda de que el tapón se debe a la falta de medios. Solo el 25% de los 451 hospitales públicos cuenta con algún cirujano plástico en su plantilla, por lo que los otros 300 o no realizan estas intervenciones o las ponen en manos de ginecólogos o cirujanos generales, lo que genera esperas e «incrementa el riesgo».