Las Provincias

El PP apremia a Ros para que reduzca el gravamen del recibo del IBI para el 2017

Antonio Lorenzo muestra un documento, ayer. :: pp
Antonio Lorenzo muestra un documento, ayer. :: pp
  • El portavoz Antonio Lorenzo acusa al primer edil de utilizar «tácticas dilatorias» para reducir el impuesto

El portavoz del PP de Algorfa, Antonio Lorenzo, exigió ayer al alcalde, Manuel Ros, que acometa la inmediata bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y que «deje de poner trabas a la bajada del tipo impositivo». El grupo de la oposición considera que existe margen de maniobra suficiente para que el Ayuntamiento alivie la carga tributaria de los algorfenses.

Lorenzo pidió así celeridad al equipo de gobierno después de que el año pasado ya pidiera la rebaja del IBI, y tras conocer el contenido de una Providencia de Alcaldía. En este documento «el primer edil le requiere al secretario municipal que emita un informe sobre la legislación aplicable y el procedimiento a seguir para reducir el tipo impositivo de ese impuesto». El presidente popular afirmó que con ello «el alcalde vuelve a utilizar procedimientos dilatorios para aplazar las decisiones que realmente importan a los ciudadanos y que afectan de forma directa a sus bolsillos».

La oposición ya presentó el año pasado una propuesta de acuerdo para que se bajara el importe del recibo tras el aumento de valores, «en la misma medida y proporción que sube la contribución». Por ello, consideraron que de haberse aprobado se podría haber aplicado en este año. «Hemos perdido un tiempo precioso», añadió Lorenzo.

El PP recordó que tuvo que aprobar un plan de ajuste durante su último mandato para pagar la deuda adquirida y que «con las dificultades hubo que asumir responsabilidades y decisiones difíciles, pero necesarias». Así remarcaron desde el PP que el plan de ajuste «dio frutos en tiempo récord», dijo Lorenzo, que añadió que «el cumplimiento de ese plan era que en noviembre del pasado año ya permitía ajustar la subida catastral con el descenso de los tipos para no gravar a los ciudadanos».

Por ello, reclamó «que el alcalde deje de justificar su mala gestión con la herencia recibida. Lleva casi año y medio al frente del municipio, que es tiempo más que suficiente para haber marcado su impronta y no lo ha hecho».

El portavoz popular insistió en que «creemos que en las circunstancias actuales es posible, necesario y urgente bajar los tipos impositivos del IBI», y recalcó que «solo entendemos que todo este proceso se alargue si existe por parte del equipo del gobierno una finalidad recaudatoria, sin pensar en los vecinos».