Las Provincias

La plataforma en defensa de las escuelas deportivas se manifestará durante el Pleno

Miembros de la plataforma, en la comparecencia de ayer.
Miembros de la plataforma, en la comparecencia de ayer. / C. M. A.
  • Exigen que se ponga en marcha el anterior sistema de gestión y denuncian que la situación «es un caos»

Los miembros de la Plataforma Torrevieja Unida por el Deporte de Calidad, creada para la defensa de las escuelas deportivas municipales «y el deporte para todos», realizaron ayer una comparecencia pública para convocar una manifestación y concentración que partirá mañana jueves a las seis y media de la tarde desde el Paseo de Vista Alegre, recorriendo las calles Clemente Gosálvez, Ramón Gallud, Apolo, Caballero de Rodas y la Plaza de la Constitución hasta las puertas del Ayuntamiento, donde previsiblemente todavía se estará celebrando la sesión plenaria correspondiente a este mes de octubre. Los miembros de la plataforma hicieron un llamamiento a la participación a esta protesta, indicando que «no tendrá colores políticos» y citaron incluso a los niños de las escuelas para que acudan cada uno con el uniforme de la disciplina a la que pertenecen. El objetivo principal es la defensa de las escuelas deportivas, las actividades dirigidas por monitor y «la solución urgente para la piscina municipal», que actualmente se encuentra cerrada a la espera de una reparación. Los miembros de este colectivo, padres y madres de alumnos de las escuelas, señalaron al alcalde, José Manuel Dolón, de quienes dijeron que «incumplió su palabra a finales de septiembre y a través del exconcejal de Deportes, Pablo Samper, dijo que todo seguiría igual en las escuelas y el deporte para todos los colegios». También recordaron que este hecho provocó la salida del gobierno municipal de los ediles de Sueña Torrevieja y sostuvieron que «la decisión adoptada por el alcalde ha sido un engaño a sus ciudadanos, no importándole las consecuencias que está teniendo para nuestros hijos, padres, madres, clubes, monitores, funcionarios, usuarios y colegios». Tanto Josefina Fabregat como Pedro Pérez, indicaron que «el sistema transitorio es un caos y no se puede gestionar con tantas improvisaciones y parches», recordando además que «hemos pagado las matrículas y tenemos derecho a un sistema de escuelas de calidad como el que hemos conocido». También señalaron que «no hay monitores suficientes, que los funcionarios ahora destinados allí tienen que encargarse de 5 equipos cuando antes existía un monitor para cada uno y hay disciplinas deportivas que directamente han sido eliminadas, y los socorristas están haciendo las funciones de monitores de bailes latinos».