Las Provincias

El dispositivo de seguridad para Todos los Santos contará con 68 efectivos

  • El 1 de noviembre se pone en servicio un transporte especial que irá del Cementerio Nuevo al Viejo y se intensificarán los horarios de paso

El dispositivo previsto por el Ayuntamiento para garantizar la seguridad y facilitar el acceso, tanto de peatones como de vehículos, a los cementerios del municipio, estará operativo desde el próximo viernes hasta el 2 de noviembre y contará con 68 efectivos que velarán por la seguridad en los cementerios. Así lo anunciaron ayer el concejal de Cementerios, Héctor Díez, y el intendente principal de la Policía Local, Jesús Andreu. Las concejalías de Tráfico, Seguridad y Mantenimiento también colaborarán.

Los cementerios municipales abrirán de 7.30 a 19 de forma ininterrumpida los días 29, 30, 31 de octubre y el 1 de noviembre, según informó ayer el edil, quien recomendó «acudir a los campos santos los días previos para evitar aglomeraciones». Díez añadió que este año se ha invertido más de 40.000 euros en la mejora y mantenimiento de los cementerios.

La frecuencia de autobuses para acudir a los campos santos se intensificará y el día 1 de noviembre se dispondrá de un transporte especial que irá del Cementerio Nuevo al Viejo, según Díez. Las líneas de autobuses G e I que van al Viejo circularán de 7.00 a 22.30 mientras que las líneas K y L lo harán hasta las 22. Los días 30 y 31 de octubre la línea del Cementerio Nuevo circulará de 08.30 a 18.30 con una frecuencia de 20-40 minutos y 12-15 minutos respectivamente.

El día 1 de noviembre pasará cada 10 minutos en el mismo horario. También habrá un servicio especial gratuito de transporte al Cementerio de Torrellano los días 30, 31 y 1 de 8.30 a 18.30 horas.

Un total de 40 efectivos de la Policía Local, 16 voluntarios de Protección Civil y 12 de DYA, con una ambulancia en cada cementerio, organizan el dispositivo especial de tráfico y seguridad, según informó el intendente Jesús Andreu. También añadió que en la noche del jueves 31 de octubre y madrugada del viernes 1 de noviembre, se establecerá una vigilancia en el interior de los cementerios, con el objeto de evitar la comisión de actos vandálicos. En las pedanías de Torrellano, Altet y La Marina también «se hará una especial guardia por la noche».