Las Provincias

Agamed cifra en 28 millones las obras de pluviales de la N-332 y sus conducciones

  • El alcalde afirma que el único responsable de la financiación es el Ayuntamiento

En el último Consejo de Administración de Agamed, la empresa mixta del ciclo integral del agua en Torrevieja que también tiene la responsabilidad de la evacuación de aguas de lluvia, se presentó un estudio que contempla las «grandes infraestructuras que hay que ejecutar en la ciudad para poder resolver los problemas de canalización de aguas pluviales». A ese estudio y esas obras se refirió ayer el alcalde (presidente del consejo de Agamed), José Manuel Dolón, quien dijo que las infraestructuras en materia de pluviales que necesita Torrevieja «deberían estar ya realizadas y se tendrían que haber tenido en cuenta por parte del Ayuntamiento a lo largo de los años ante la masiva urbanización de la localidad». Dolón detalló que son dos las grandes infraestructuras que se plantearon en el Consejo, una es la cuenca oeste, con un presupuesto de casi 17'8 millones de euros y la otra el proyecto del colector de pluviales paralelo a la variante, en la N-332 por 9.895.856'41 euros. En total casi 28 millones para acometer estas dos importantes inversiones, cuyas obras son complementarias entre si, aunque el primer edil dijo que «después sería necesario desarrollar toda la red de pluviales». Dolón aseguró que «nadie, salvo el Ayuntamiento es el responsable de su financiación y ejecución, porque el problema lo hemos generado nosotros», por lo que preguntó «dónde están las plusvalías de las urbanizaciones, de la edificación de las decenas de miles de viviendas que se han hecho». Para Dolón «ahí está la respuesta, lo demás es tirar la pelota fuera ya que no hay ni puede haber un papel que diga que lo va a pagar el Gobierno de Madrid o el de Valencia, otra cosa es que vayamos a rogar, a pedir que nos hagan el favor de financiar todo o parte de esas obras».

De igual manera calificó de «táctica» la que dijo que «ha empleado el PP local a lo largo de los años, reclamando actuaciones a los gobiernos cuando no son de su color y guardando silencio y mirando hacia otro lado cuando en Madrid y en Valencia gobiernan los suyos». En cuanto a la posibilidad de acometer estas obras dijo que «no se puede a corto plazo y tampoco se puede esperar a que se hagan con la duplicación de la N-332, pues pasarían muchos más años». Sin embargo señaló que «asumimos el reto, tenemos un problema y lo hemos de resolver con la previsión de que conforme se vaya pudiendo ejecutaremos el cajón de pluviales, que no es otra cosa que una conducción que ha de ir por una zona con un terreno ascendente, una canalización de grandes dimensiones». Al respecto recordó que «el canal ha de unir la N-332 desde la zona de ocio de Ozone hasta el canal del Acequión, un recorrido en el que el terreno va en ascenso y precisa conducciones subterráneas de grandes dimensiones».