Las Provincias

Los centros comerciales rechazan las condiciones para poder abrir en festivos

Varias personas pasean ante las tiendas de Maisonnave un domingo .
Varias personas pasean ante las tiendas de Maisonnave un domingo . / J. P. Reina
  • El Consejo Local debate hoy la propuesta de mantenimiento de la ZGAT de Maisonnave y todo apunta a que saldrá adelante

La libertad de horarios comerciales de la que goza hoy Maisonnave y su entorno no se va a extender al resto de grandes superficies de la ciudad. Los centros comerciales han rechazado las condiciones que el Ayuntamiento, en connivencia con la Generalitat, les ha impuesto para poder integrarse en la zona de gran afluencia turística (ZGAT). Es decir, que se han negado a reducir el número de festivos trabajados por sus empleados a 11 al año y a contratar, en cambio, a personal nuevo para cubrir estos días.

El alcalde, Gabriel Echávarri, les dio de plazo hasta hoy, en la celebración del Consejo Local de Comercio que debe tomar una decisión definitiva sobre la ZGAT, para adscribirse o no, aún consciente de que si se sumaban a la ZGAT podía cambiar el sentido del voto de varios de los integrantes del consejo y dar al traste con la propuesta.

Pero esto no va a suceder, ya que el alcalde informó ayer de que ya ha obtenido una respuesta formal de los centros comerciales y de que es negativa. Así las cosas, salvo sorpresa mayúscula de última hora, la propuesta que llevará hoy Comercio al consejo será la de mantener la ZGAT tal y como está, eso sí, con el compromiso de El Corte Inglés de ajustar aún más la conciliación de 13 festivos trabajados, que era lo que ya se había pactado, a 11.

Echávarri dejó claro que no va a dar más oportunidades a los centros comerciales para adherirse a la ZGAT, ya que, dice, hay que garantizar la estabilidad. «Mañana (por hoy) se acaba el debate; no puedo mantener la incertidumbre abierta todos los días», apuntó.

Si el Consejo Local lo aprueba, Echávarri llevará la propuesta de mantener la ZGAT actual a Junta de Gobierno Local. Si no, se compromete a seguir buscando el consenso, como acordó con el Consell.

Los centros comerciales solo podrán jugar su última baza, que es la judicial. La demanda que interpusieron contra el Ayuntamiento (en la pasada legislatura) por dejarles fuera de la ZGAT está, según confirmó ayer Echávarri, vista para sentencia.

Todo apunta a que el Consejo Local de Comercio dará luz verde hoy a la propuesta de Echávarri que irónicamente devuelve las cosas casi a su estad original, con la salvedad de la conciliación laboral lograda en El Corte Inglés.

Hace casi exactamente un año desde que el tripartito aprobó en el Pleno, con el voto a favor de C's y la oposición del PP, el primer cambio en la zona de gran afluencia turística (ZGAT) del mandato, que dejaba fuera a Maisonnave y a todas las grandes superficies de la ciudad. El alcalde intentó después, sin éxito, extenderla a toda la ciudad, tras alcanzar un preacuerdo con las grandes superficies. Lo tumbó el Pleno, en el que solo contó con el apoyo de C's, ni siquiera sus compañeros del tripartito le arroparon entonces.

Después el Consell tumbó la nueva ZGAT aprobada por el tripartito por defectos de forma y obligó a volver a la de Maisonnave, que también tiene pensado anular por los mismos motivos, lo que obligaba al Ayuntamiento a consensuar una nueva y se supone que definitiva.

De las cuatro asociaciones de pequeños comerciantes representadas en el consejo, lo más probable es que una se abstenga, dos voten a favor y otra en contra, lo que da idea de la división existente en torno a este tema. Los representantes de concesionarios de los mercados ya arroparon inicialmente esta ZGAT y se volverán a hacerlo, al igual que los hosteleros de Apeha. Los supermercados también sellaron el acuerdo que permitió sacar adelante la ZGAT de Maisonnave y se abstuvieron cuando se propuso reducirla. La patronal de grandes superficies, Anged, con el 'corazón partido' entre varios de sus asociados, probablemente se abstenga, una decisión que es posible que tome también la UA, por no entrar en conflicto, aunque votó en contra de la reducción de la ZGAT.

Desde las asociaciones Corazón de Alicante y de Concesionarios de Mercados, resaltaron ayer que lo que el comercio necesita es «estabilidad» y que la decisión que se tome hoy «sea definitiva y no se vuelva a cambiar dentro de unos meses».