Las Provincias

El Torrevieja vuelve de Alzira con otra derrota pese a dominar todo el partido

  • Se adelantan con un gol tempranero, pero los valencianos les superan en los minutos finales y consiguen cristalizar la remontada

El Torrevieja volvió ayer con otra derrota de la visita que hizo al Alzira lo que le deja en una situación cada vez más peligrosa de cara a la permanencia. Los salineros fueron todo coraje en un choque que enfrentaba a un cuadro como el valenciano que necesitaba los tres puntos para no quedar demasiado alejado de los puestos de promoción y a un Torrevieja al que las urgencias por sumar de tres en tres le acucian con el paso de las semanas. Ayer no supieron mantener el gol tempranero que lograron en el Luis Suñer y cayeron derrotados por 2-1 en los compases finales del encuentro.

El partido comenzó pronto de cara para los de la Vega Baja puesto que en el minuto cinco Pastor logró cazar un gran pase de Lewis y anotar el tanto de un Torrevieja que ni en su mejores sueños imaginaba que iba a poder adelantarse a un Alzira que salió despistado y pagó los errores defensivos de los compases iniciales. Poco a poco el medio del campo de los salineros se afianzó y pudieron mantener el tipo ante un Alzira que se rehizo pronto del mazazo y tenía enfrente a un equipo que suplió con ganas y coraje la carencia de efectivos con los que juega cada encuentro ya que bastante tiene con componer un once inicial entre hombres de la primera plantilla y del filial.

La compostura en defensa y el orden en el centro del campo fueron eficaces durante la primera media hora de juego pero entonces el entrenador local, Dani Ponz, comenzó a tirar de banquillo en busca de revulsivos y dio entrada a Mauro para buscar con más ahínco la portería de Buba. Precisamente el mediapunta fue objeto de un penalti cometido por Damián Agüero que Gisbert tiró fuera. La suerte se aliaba con los torrevejenses y poco después en el minuto 38 Lewis dispuso de otra pero mandó el balón por encima del travesaño. Pese a la pena máxima en contra y la suerte del fallo los salineros siguieron manteniendo la solidez defensiva en muchas fases de la primera parte.

En la segunda el técnico local volvió a tirar de suplentes y el Alzira dio otra imagen de mayor ambición y fruto de la misma comenzaron a asediar la portería visitante. Tuvieron sus frutos con otro penalti a su favor que esta vez Luis García no falló en el minuto 81 y poco después este de nuevo se encargó con otro tanto de darle la vuelta al marcador en el filo del 90 y romper así la posibilidad del Torrevieja de lograr aunque fuera un punto.