Las Provincias

Denuncian que la piscina del Tossal pierde 12.000 litros a la semana pese a las obras

Dos jóvenes circulan por la rampa de acceso a las piscinas del Monte Tossal.
Dos jóvenes circulan por la rampa de acceso a las piscinas del Monte Tossal. / C. R.
  • El PP califica de «chapuza» las mejoras ejecutadas en la instalaciones deportivas y critica que no le dejan visitarla para comprobarlo

El Ayuntamiento de Alicante ha invertido más de 500.000 euros en la reparación de las piscinas del Monte Tossal. Unas obras que obligaron a cerrar las instalaciones durante varios meses y que culminaron a finales de mayo. Sin embargo, según denuncia el grupo municipal del PP, «han vuelto a aparecer grietas en el vaso de la piscina cubierta que hacen que se pierdan entre 12.000 y 13.000 litros de agua a la semana», explica la concejal Marisa Gayo.

La edil señala que le han llegado estas quejas desde las instalaciones, y que ha intentado ir a comprobarlas por sí misma, pero el tripartito no se lo ha permitido. «Me pidieron que fuese a verlo personalmente, pero no he podido», critica. Y es que, en cuanto tuvo noticia, acudió a las instalaciones, con la intención de que le dejasen bajar al sótano a comprobar las fugas. «El responsable de las instalaciones me dijo que tenía la llave, pero que antes debía pedir permiso en Concejalía de Deportes», señala. Acudió y logró que una asesora de la concejal Eva Montesinos la acompañase a las instalaciones, pero, para su sorpresa, «solo me hizo una visita turística por fuera, cuando yo había dejado claro que quería ver el sótano».

Alegó, dice, «que las llaves no estaban en las instalaciones y que tenía que ir con un técnico». Concertó cita para dos días después y «cuando llegué a Concejalía, me dijeron que el técnico estaba de vacaciones y que no sabían cuándo volvería».

A juicio de la edil, «las informaciones que me llegan, lo nerviosos que se pusieron y su negativa a dejarme ver las instalaciones me hacen temer que lo que está ocurriendo es grave».

Según sus fuentes, existen grietas en el vaso que hacen que se pierda el agua. Por eso, ante la imposibilidad de visitar las instalaciones, Gayo asegura que va a pedir un informe sobre los gastos mensuales de las piscinas, porque «ese despilfarro de agua tiene que notarse en las facturas».

La edil considera «lamentable» que «se haya hecho tal chapuza en las obras que ya se haya vuelto a estropear todo» y afea a la Concejalía de Deportes, que dirige Eva Montesinos, que traten de «ocultarme la información, probablemente hasta que lo reparen».

Asegura que estará «atenta» a cualquier contrato de reparación que se gestione, por si es para esta piscina. «Hay que recordar que en la última modificación de crédito se habilitaron 200.000 euros para obras en instalaciones deportivas», señaló la concejal.

El tripartito invirtió más de 500.000 euros en la reparación de estas instalaciones, después de encontrarse, al acceder al poder, con un informe de la antigua Atención Urbana que advertía de que estaban en tan mal estado que había incluso riesgo para la seguridad.

De hecho, en anteriores legislaturas el cierre de la piscina para reparaciones puntuales de filtraciones era bastante habitual.

Desde el tripartito se decidió emprender la rehabilitación integral y esto obligó a cerrar las piscinas durante siete meses y los usuarios fueron trasladados a la Vía Parque, un edificio que había permanecido cerrado durante años tras su construcción y que se aprovechó entonces para abrir, mientras se reparaban las piscinas de Monte Tossal.

Desde junio, ambas instalaciones permanecen abiertas, junto con las de Babel.