Las Provincias

Aros de canasta que no encajan y pistas cerradas

La concejal popular Marisa Gayo asegura que las piscinas del Monte Tossal no son las únicas que se encuentran en mal estado, ni la única reparación «chapucera».

En concreto, explica que en el polideportivo de Babel se ha dado un caso «surrealista». Se compraron, dice, «varios aros de canasta nuevos, a petición del segundo equipo del Lucentum, que entrena allí, pero resulta que no midieron los tableros y los que compraron no encajan, a pesar de que se han gastado 300 euros en cada uno de ellos».

Otra equivocación que va a salir caras a las arcas municipales es «la utilización de pintura normal, no antideslizante, en las pistas del pabellón de Ciudad Jardín, lo que hace que los deportistas «resbalen constantemente», según Gayo. «Querían pintar todo el suelo, menos mal que al final lo hicieron solo con las líneas divisorias, porque ahora tienen que repintar, y entero hubiera costado 43.000 euros», añade.

En el polideportivo de Gran Vía, el problema es que «la puerta lateral está rota, por lo que está abierto 24 horas», además, «las vallas también están caídas y atadas una a la otra con bridas», cuenta la concejal popular.

En San Blas, la falta de personal hace que «no puedan abrir muchos fines de semana, o al menos no a jornada completa».

La edil explica que un vecino les ha trasladado que «solo abren cuando hay alguna competición deportiva de fútbol» y que, «cuando anochece, los niños tienen que jugar a oscuras, porque no se encienden las luces».

Ante estas situaciones, Gayo se pregunta «cuáles son esas más de 600 reformas que el tripartito vendió en el debate sobre el estado de la ciudad que había realizado en instalaciones deportivas en estos meses, porque yo las recorro todos los días y no se ven por ningún lado».