Las Provincias

Momento en el que se ha realizado la firma del convenio.
Momento en el que se ha realizado la firma del convenio. / RA

El Adda se convierte oficialmente en Palacio de Congresos

  • El presidente de la Diputación ha concretado que ya hay cerrados nueve congresos para 2017 y que la previsión es que se celebren alrededor de veinte al año

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, y el alcalde de la capital alicantina, Gabriel Echávarri, han firmado hoy el acuerdo de colaboración que convierte al Auditorio de la Diputación (Adda) en Palacio de Congresos, una iniciativa que busca desestacionalizar el turismo.

Con este convenio se potenciará el turismo de congresos, reuniones, eventos, conferencias y exhibiciones en el Adda, un espacio que seguirá desarrollando paralelamente su actividad musical y cultural.

El documento del acuerdo también ha sido rubricado por el diputado de Cultura y vicepresidente de la Fundación del Auditorio, César Augusto Asencio, mientras que al acto de presentación han acudido representantes públicos como el diputado de Turismo, Eduardo Dolón, la concejala de esta área, Eva Montesinos, o la presidenta de la Asociación de Hoteleros de Alicante, Cristina Rodes.

Sánchez ha destacado el trabajo realizado por la Diputación y el Ayuntamiento para lograr alcanzar este hito "histórico" para la ciudad y la provincia, que busca "la excelencia" en los ámbitos culturales y de congresos.

En este sentido, ha afirmado que la medida convierte "el turismo de negocios en otra pata" del Patronato de Turismo, además de que pone fin a una reclamación histórica de Alicante, como era tener un Palacio de Congresos.

También es un ejemplo, según ha subrayado Sánchez, de que es posible que "administraciones de diferentes colores políticos trabajen de la mano" y de que "están al servicio de la gente, no de los partidos".

El presidente de la Diputación ha concretado que ya hay cerrados nueve congresos para 2017 y que la previsión es que se celebren alrededor de veinte al año, lo que permitirá, según ha resaltado, dinamizar la economía de la ciudad y de toda la provincia, y tener "un posicionamiento a nivel internacional de primer orden".

Sánchez ha abogado por impulsar una política de convenciones atractiva y potente que propicie la diversificación y desestacionalización de la oferta.

Por su parte, Echávarri ha reiterado su convicción de que ambas instituciones "nunca debían haber ido por separado", pues "los ciudadanos no entienden de competencias".

"Cada día que el Adda pasaba cerrado era una oportunidad que perdía Alicante", ha dicho el alcalde.

De esta manera, el regidor ha puesto en valor que es "tiempo de eficiencia" y que el Adda es "una infraestructura magnífica" para conseguir un Palacio de Congresos "de primer nivel".

"Nos da un rasgo de capitalidad, pero, sobre todo, de motor de la provincia", ha opinado Echávarri.

Al mismo tiempo, ha destacado que el turismo de congresos es "de un alto nivel adquisitivo" y servirá para que Alicante "no sea solo un destino de gastronomía, sol y playa", ya que los congresistas "se enamorarán de la ciudad" y volverán para disfrutar de esas virtudes.

La pasada semana, el Patronato Provincial Costa Blanca trasladó sus oficinas a la planta cero del Adda con el objetivo de potenciar el turismo de congreso y reuniones, tanto en la ciudad como en el resto de la provincia.

Las nuevas oficinas del organismo turístico de la Diputación, de mayor dimensión y capacidad, permitirán, tras su traslado al Adda, aumentar la prestación de servicios propios de cara al ciudadano.

También posibilitarán albergar la organización de reuniones de equipo y encuentros profesionales con los ayuntamientos de la provincia y las asociaciones del sector en las salas multiusos complementarias al espacio del organismo autónomo.