Las Provincias

Empleo planea rehabilitar el matadero y convertirlo en un centro de innovación

Edificio del antiguo matadero, que se encuentra en un estado muy deteriorado.
Edificio del antiguo matadero, que se encuentra en un estado muy deteriorado. / Álex Domínguez
  • El proyecto se enmarca en una iniciativa para crear un triángulo del emprendimiento entre este edificio, Las Cigarreras y la antigua Estación de Autobuses

El edificio del antiguo matadero comarcal languidece desde hace años a falta de una propuesta firme para su rehabilitación y recuperación. Ahora, desde la Agencia Local de Desarrollo que dirige la concejal Sonia Tirado, han diseñado un ambicioso plan para darle un uso más que atractivo. Se trata de la creación de un centro de innovación que aglutine a emprendedores del sector de la economía digital.

Tirado explica que el edificio municipal está ubicado en un entorno «privilegiado», a la entrada de Alicante desde el litoral sur y en una zona que congrega actividades diversas que pueden generar sinergias, como la oficina de la Euipo, la Ciudad de la Luz, los viveros de empresas de la Agencia Local de Desarrollo, el polígono industrial de Aguamarga (que se quiere reformar, para lo que pedirán dinero al Ivace) y incluso IFA, ya en terrenos ilicitanos. También es una ubicación idónea por su cercanía con el puerto y el aeropuerto.

Añade que se trata de uno de los pocos edificios que quedan en pie del pasado industrial de Alicante y «merece la pena ser rescatado». Aunque está en muy malas condiciones. «Haremos catas para comprobar qué partes se pueden salvar y cuáles no. Tenemos especial interés en mantener la torre, aunque haya que derribar las naves», comenta la edil.

Diez millones de euros

Unos trabajos de rehabilitación y reconversión que, calcula, no costarán menos de 10 millones de euros, por lo que asume que será un proyecto «a medio plazo, de legislatura». Aún así, ya han pedido incorporar al presupuesto 2017 una partida de 300.000 euros para elaborar el proyecto. Para la obra, intentarán buscar financiación externa, fundamentalmente a través de programas de la UE de fomento de la innovación.

Y es que la idea es construir un edificio singular, sostenible, «en contacto también con el mar y los saladares cercanos», en el que desarrollar un entorno innovador, dotado de infraestructuras y servicios con el objetivo de dar soporte a los nuevos proyectos empresariales en sus etapas de creación y crecimiento inicial.

Se busca aglutinar la mayoría de servicios referidos al ecosistema emprendedor de la ciudad donde el emprendedor además de encontrar su espacio ideal de trabajo, con áreas de 'coworking', dispondrá de una aceleradora y una incubadora de empresas, actividades formativas, asesoramiento continuado, salas para acontecimientos diversos, contactos con vías de financiación alternativa (business angels), claves para la internacionalización de su negocio o contacto con redes nacionales e internacionales de viveros de empresas.

«Este entorno de excelencia, innovador y competitivo permitirá a las empresas crecer y madurar de una forma acelerada y con mayor éxito de supervivencia y consolidación», considera Tirado.

La idea es seleccionar a las empresas de forma similar a como se hace actualmente en los viveros, aunque el concepto de centro de innovación va mucho más allá. «En los viveros, nos limitamos a alquilar una nave por un máximo de ocho años, un concepto que hay quedado algo obsoleto, ahora hablamos de un centro con multitud de ofertas y oportunidades de desarrollo», apunta.

Se dará prioridad en las nuevas instalaciones a empresas del sector de la economía digital, fundamentalmente por tres motivos. En primer lugar, porque «creemos que ahí puede estar el futuro de Alicante», señala la concejal. Y es que el Ayuntamiento busca abrir nuevas vías de crecimiento económico, al margen de las tradicionales vinculadas al turismo y el comercio que, advierte Tirado, «tampoco se van a dejar de lado».

En segundo lugar, la concejal explica que en Alicante hay «material» con el que trabajar en este sector. «Hay muchísima gente joven, muy activa, con grandes ideas, que necesita un empujón», señala.

Por último, la especialización por sectores también encaja con un plan aún más amplio de convertir a Alicante en ciudad líder en la innovación, con varios centros claves, que formarán una especie de triángulo de la innovación y el emprendimiento.

Uno de ellos será el matadero, pero a él se unen Las Cigarreras y la antigua Estación de Séneca.

En Las Cigarreras está previsto invertir buena parte de los fondos europeos DUSI para crear allí una factoría de innovación cultural. En este caso, se quiere aglutinar allí a las empresas vinculadas a la cultura contemporánea - investigación y producción de proyectos relacionados con música, artes escénicas, visuales, literatura, audiovisual o cualquier manifestación artística que contribuya al desarrollo comunitario-, la innovación tecnológica y las TIC y los proyectos de emprendimiento y autoempleo en industrias creativas.

En la Estación de Séneca se va a implantar un proyecto de coworking financiado por la Diputación de Alicante que actuará como lanzadera de 'startups'. En este caso, se ha planteado que las empresas seleccionadas utilizarán las instalaciones durante un tiempo máximo de seis meses. Mediante a una metodología específica (Lean Startup) se acelerará el proceso para identificar la viabilidad de los proyectos y aquellos con mayor potencial de desarrollo.