Las Provincias

El Consorcio aprueba las bases técnicas para regular la gestión de los residuos

Manuel Pineda en una reunión del Consorcio en Rojales.
Manuel Pineda en una reunión del Consorcio en Rojales. / A. Aragón
  • El presidente del ente, Manuel Pineda, precisa que el documento no se la encomienda a un solo municipio de la Vega Baja

El presidente del Consorcio de Residuos del Plan Zonal 11-A6 Vega Baja, Manuel Pineda, anunció ayer que la comisión técnica de la entidad aprobó el viernes las nuevas bases para la elaboración de los proyectos de gestión de residuos. Se trata de unas normas, indicó, «que suponen un cambio en el modelo de gestión de residuos para la comarca» y dijo que se trata de «un día histórico para los ciudadanos de la Vega Baja una vez que se empiece a desarrollar dicho documento».

En un comunicado el alcalde rafaleño recordó que el documento aprobado se asienta en varias instalaciones de reciclaje «frente al anterior, que preveía una sola» e incluso contempla alguna adicional para el tratamiento específico de podas, separada de las anteriores. El proyecto prevé además varias instalaciones de transferencia para la solución transitoria de los residuos «que posteriormente se pueden reconvertir en plantas para el tratamiento de envases ligeros, cartón, podas, voluminosos, logística de ecoparques móviles u otros».

El máximo responsable del Consorcio defendió que el acuerdo «está basado en la solidaridad interterritorial de todos los municipios para tratar los residuos que generamos» y no obstante destacó que el texto aprobado «no le encomienda la gestión de todos los residuos de la Vega a un único municipio».

En el mismo sentido añadió que las bases técnicas que han recibido el visto bueno «apuestan de manera prioritaria por el no vertedero». Pineda quiso dejar clara otra cuestión ya que habló de que «la iniciativa pública en la gestión permitirá evitar especulaciones urbanísticas en materia de tratamiento de residuos de todo tipo y poder arrancar sí o sí el nuevo plan de gestión de residuos comarcal para el beneficio de los ciudadanos y no para la presunta especulación de unos cuantos personajes sin escrúpulos como hemos visto hasta hace poco», criticó.

De este modo el presidente del Consorcio aseguró que «salvamos el galimatías jurídico en el que se encuentra este ahora al no disponer de una sentencia firme respecto a la rescisión del contrato practicada a la anterior concesionaria». En este sentido el mandatario de la entidad agradeció el camino fijado por la Conselleria de Medio Ambiente «sin cuya orientación y rumbo marcado creo que no hubiéramos podido salir de la anómala situación jurídica en la que nos encontramos».

Otro de los aspectos en los que incidió fue que el nuevo modelo incorpora análisis de índole social para el desarrollo de las infraestructuras más importantes así como para el seguimiento del proyecto y las infraestructuras en todos sus pasos. Igualmente precisó que las bases contemplan la posibilidad de ir desarrollando la iniciativa pública paulatinamente mediante la posibilidad de presentación de proyectos diferentes para las plantas de transferencia, las de tratamiento y de reciclaje de residuos urbanos, las destinada a las podas así como de los ecoparques «y de este modo se consigue que cualquier problema puntual en alguna instalación no interfiera en el desarrollo completo de todas las infraestructuras».

El también diputado autonómico por último afirmó que a partir de este momento se inicia el camino para que el Consorcio ratifique en una sesión plenaria estas bases técnicas así como los trámites administrativos previos que habrá que hacer para que Vaersa, la entidad de la Generalitat para la gestión de los residuos, pueda presentar «un proyecto de gestión transitorio, de transferencia, tratamiento en los destinos actuales y probablemente también temporal de ecoparques a través de un sistema mixto de fijos y móviles que permita a los ciudadanos ahorrarse dinero de las tasas por reciclar, lo que se producirá en breve».