Las Provincias

Cómo hemos cambiado

Hubo alguien que me enseñó que en la vida hay que ser muy prudente. Y, sobre todo, hay que serlo con aquellos dirigentes que en tantas ocasiones han demostrado cómo hacer las cosas mal con la gente de su propia casa. Pero como decía aquel refrán de «al César lo que es del César», hay que reconocer que últimamente hay ciertas cosas que se están haciendo bien por Foguerer Romeu Zarandieta.

Asustados estábamos cuando salió el sorteo de la Copa del Rey y el rival era el FC Barcelona. Todos vimos euros y que a los abonados se les crujiría en taquilla. Pero no ha sido así. Los precios para los fieles de siempre son un detalle a tener en cuenta y el cual esperemos no se quede en eso, en un único detalle. No sé si será por el nonagésimo cuarto cumpleaños del club o es que la cordura quiere instalarse en las oficinas blanquiazules.

Pero las cosas parecen que están cambiando, aunque tampoco pretendamos que ahora todo sea de color de rosa. Seguro que escucharemos en algún momento aquello de «la cabra tira al monte». Y si estamos cambiando, también cambian aquellos jugadores que pasaron por el club y que marcaron uno de los momentos más recordados de la historia blanquiazul. Yo tenía ocho años cuando un melenudo argentino acababa de rodillas en el majestuoso Santiago Bernabéu. No recuerdo cómo lo viví, pero sí que algunos familiares lo disfrutaron allí mismo, en el templo blanco. Hoy Dante Sanabria, quien nos regaló otra temporada en Primera División junto al Matador Kempes, ha vuelto a pisar el Rico Pérez. Canoso ya, pero recordando aquel mítico encuentro cuando en el minuto setenta y uno batía a Miguel Ángel para derrotar al Madrid de la Quinta del Buitre y certificar la permanencia del club alicantino.

Detalles y recuerdos que deben cuidarse para, a pesar de haber cambiado, respetar la historia y a los históricos de un club casi centenario. Así, seremos más para salir del pozo. Ténganlo en cuenta.