Las Provincias

Una subvención imposible de cobrar

  • Protección Animal no puede tramitar legalmente los contratos para tener ayuda de la Diputación

  • El Consistorio no podía adjudicar en menos de un mes el contrato para la esterilización de gatos al ser un contrato mayor y pierde casi 20.000 euros

Si hay algo peor que no tener dinero es que lo pongan delante pero no lo puedas coger. Algo así le ha pasado a la Concejalía de Protección Animal, que no podrá hacer uso de la totalidad de la subvención de 43.374,79 euros concedida por la Diputación Provnicial de Alicante para el programa de esterilización de colonias urbanas de gatos sin propietario, ante la «imposibilidad legal» de cumplir con los plazos establecidos por el organismo provincial, según explicaron fuentes municipales a este periódico.

El montante de la subvención otorgada al Consistorio suponía para la Concejalía la obligatoriedad de sacar a licitación un contrato mayor, cuyo procedimiento de tramitación nunca hubiera podido ser inferior a un mes y medio. Esto no ha ocurrido con los pequeños municipios, que recibían menos cantidad, puesto que podían hacer un procedimiento negociado, como se conoce, y adjdicarlo directamente. Otra opción era partirlo en varios contratos menores, una forma de operar que la Justicia ha puesto en entredicho en alguna que otra ocasión.

Precisamente, por cumplir escrupulosamente la legalidad, el Ayuntamiento se quedará con la mitad de la subvención otorgada, siguiendo el procedimiento autorizado por Intervención y Contratación.

«El problema», explica la concejal de Protección Animal, Marisol Moreno, «es que la resolución de la propia subvención llegó apenas un mes antes del cumplimiento de los plazos» y la Diputación no aceptó una prórroga.

De esta manera, el Ayuntamiento solo ha podido gestionar 18.000 euros, lo que ha permitido esterilizar a 317 felinos, «cuando se podía haber actuado en más del doble de ejemplares», lamenta Moreno.

A pesar de los pesares, la edil de Protección Animal está «abierta al diálogo con la Diputación y el Colegio de Veterinarios, con el fin de mejorar la convocatoria de estas ayudas de cara al próximo año». El Ayuntamiento insistirá la próxima convocatoria para cumplir con el objetivo del programa, que no es otro que sanear y controlar las colonias felinas existentes en el municipio (más de 160).

Por el momento, la otra mitad vuelve a las arcas de la Diputación Provincial de Alicante, que lo dejarán como remanente.