Las Provincias

El PP reclama dotación presupuestaria para finalizar el parque de La Siesta

La concejal Carmen Gómez en su comparecencia.
La concejal Carmen Gómez en su comparecencia. / PP
  • La edil Carmen Gómez dice que los vecinos «no quieren saber nada de culpables ni rencores políticos y se preocupan por su entorno»

La finalización de las obras del nuevo parque de la urbanización La Siesta es el objetivo de una moción presentada por el grupo municipal del PP. Ayer su concejal Carmen Gómez explicó que ha pedido que se dote una partida en los presupuestos del 2017 para que se finalice la zona verde situada entre las calles Henri Matisse, Bizet y Granados de dicha urbanización. La edil recordó que fue una obra que estuvo encomendada al Taller de Empleo Mediterráneo VIII, promovido por el anterior gobierno municipal popular y que finalizó ya con el actual «quien ha señalado en varias ocasiones que no puede continuarse por la falta de contrato, así como que tuvieron que devolverse los anticipos facilitados por la Generalitat ante la imposibilidad de justificarlos».

Gómez añadió que tanto el alcalde, José Manuel Dolón, como el concejal de Empleo, Víctor Ferrández, «son conocedores de que numerosos vecinos de La Siesta y El Chaparral hicieron entrega de 2.408 firmas de residentes de la zona que se consideran afectados por la paralización de la zona verde que se estaba ejecutando». También recordó que «con esta recogida masiva de firmas, de las que un 70% son de residentes nacionales, solicitaron al alcalde que se reanuden los trabajos que están paralizados desde julio del año pasado».

La edil considera que dado que los presupuestos del año que viene aún no han sido presentados debería incluirse una partida para finalizar esta zona verde y quiso recordar que desde el grupo Popular «se ha insistido en la predisposición a colaborar y a desarrollar un trabajo conjunto, como en todo momento se ha demostrado, porque los vecinos hacen hincapié en que no quieren saber nada de culpabilidades ni de rencores políticos. Simplemente son residentes que se preocupan por su entorno y que se solucione su problema pero están hartos de que les mientan y les den largas pero no soluciones». La concejal sostuvo que el diseño de la zona estaba consensuado con los residentes «los cuales nos trasladaron sus preferencias y necesidades» y que estos reclamaban pistas deportivas, zonas de juegos infantiles por edades y adaptados, dos zonas de biosaludables, pistas de petanca, amplias zonas de pradera y otros espacios de uso colectivo.