Las Provincias

La marca de calidad de la breva suma a productores de todo el Bajo Vinalopó

  • La asociación absorbe al 90% de agricultores de su entorno para potenciar la fuerza del futuro sello IGP

La marca de calidad de la Breva de Albatera ha conseguido aglutinar a los productores de breva del Bajo Vinalopó. La asociación de agricultores cuenta con el beneplácito de la Cooperativa de Cambayas de Elche, donde también se explota esta variedad de higueras. El objetivo es conseguir el mayor número de agricultores para incrementar la competitividad antes de dar el salto en la búsqueda de la Identificación Geográfica Protegida (IGP), que es un reconocimiento inferior la Denominación de Origen.

La feria internacional de alimentación Fruit Attraction sirvió para que la asociación albaterense buscase apoyos en los productores del Bajo Vinalopó que pueden sumar 300 toneladas de breva a la producción de Albatera, que se cifra en más de 1,2 millones de kilos anuales. En cualquier caso la entidad de ámbito intercomarcal ya perfila la marca colectiva 'Breva de Albatera'. A esta agrupación se añadirían agricultores de Elche, Crevillente y San Isidro.

Este nombramiento sirve para diferenciar el producto en un primer momento, al igual que le ha valido a la marca Alcachofa de la Vega Baja del Segura para emprender una marca que diferencie a su producto. La breva por su parte solo se obtiene de un tipo de variedad de higuera por lo que el cultivo se encuentra más restringido.

No obstante, las pretensiones de los cultivadores van más allá y pretenden buscar un mercado en Europa con la IGP, aunque para esta catalogación necesitan presentar una amplia documentación en la Conselleria de Agricultura. Los trámites para conseguir el siguiente objetivo calculan que se pueden lograr durante el próximo año.