Las Provincias

Deportes intenta que una mujer deje un quiosco que ya no le pertenece

  • La mujer ha perdido la explotación en un concurso, tras prestarla desde hace varios años, pero se niega a desalojarlo

La Concejalía de Deportes ha dado hoy a la exconcesionaria del contrato de explotación de un quiosco-bar ubicado en la Ciudad Deportiva un plazo de cinco días para que abandone las instalaciones, bajo advertencia de que, si no lo hace, se verán obligados a desalojarla por la fuerza. Hasta el momento, la mujer se ha negado a dejar su puesto, pese a que el 14 de septiembre se adjudicó su explotación a otro concesionario, que no ha podido, desde entonces, ejercer sus derechos. No ha querido, siquiera, recibir el decreto que le obliga a dejar su puesto, por lo que hoy se lo han trasladado directamente hasta el quiosco.

Al parecer, la mujer explota este quiosco desde hace años, ya que siempre era la única oferta que se presentaba a los concursos sin publicidad que se convocaban para adjudicarlo.

Sin embargo, el tripartito introdujo una novedad en estos concursos, que es que, aunque la ley no les obligue a darles publicidad, por su cuantía, siempre se publican en el perfil del contratane, para favorecer la presentación de ofertas. Esto hizo que le surgiesen competidores a la concesionaria y que su oferta quedase la tercera. El primero desistió y se llevó la concesión el segundo.

La concesionaria alega que no pueden quitarle su puesto de trabajo, ya que de ella dependen un hijo y una nieta con problemas.

Sin embargo, desde Deportes defienden que tienen que cumplir las normas y los procedimientos administrativos y que no pueden saltarse otra oferta más ventajosa, sean cuales sean las circunstancias de la exconcesionaria. «Hay que cumplir la ley, aunque a veces es duro», señalan.

No obstante, explican que se ha tenido en cuenta su situación y que Acción Social está buscando una solución para que no se quede en la calle. Se ha planteado la posibilidad de que pueda optar al cupo social de las concesiones de quioscos de prensa y golosinas.

El 19 de septiembre se hizo la primera intentona de entregarle un escrito que le comunica que tiene que cesar toda actividad en el quiosco y devolver las llaves a la Concejalía en el plazo máximo de cinco días. Explican que la notificación la recibió en mano su hijo, pero se negó a firmar el duplicado.

Así las cosas, desde Deportes se han visto obligados a redactar un decreto, que le han entregado hoy, en el que se le vuelve a conceder un plazo de cinco días para recoger todos sus enseres, desalojar el quiosco y dejarlo a disposición del Ayuntamiento. Desde ayer, no podrá seguir ejerciendo la actividad en el quiosco-bar.

Le advierten de que, si se incumple la orden contenida en la resolución, se procederá «al lanzamiento de la interesada mediante compulsión directa, con auxilio de la fuerza pública si fuera necesario, procediéndose además al precinto de las instalaciones, realización del inventario de bienes que permanezcan en la misma y su depósito en dependencias municipales». Avisan, además, de que «el incumplimiento de la resolución podrá dar lugar a exigir responsabilidades por desobediencia a la autoridad y reclamación por los daños y perjuicios que pudiera ocasionar al Ayuntamiento».