Las Provincias

El Consistorio afronta sentencias por 350.000 euros por pagar tarde obras

El alcalde explica las sentencias por impago de obras a tiempo.
El alcalde explica las sentencias por impago de obras a tiempo. / J. A.
  • El bipartito quiere llevar al próximo Pleno el plan económico con el que solventar un desajuste de 750.000 euros del presupuesto del 2015

El área económica del Ayuntamiento tiene por delante una difícil tarea para afrontar dos cuestiones que marcan la agenda municipal desde hace semanas. El alcalde, Jaime Pérez, junto al edil de Hacienda, Abelardo Muñoz, compareció ayer para dar cuenta de que el Consistorio tiene encima de la mesa varias sentencias condenatorias que implican que el las arcas públicas deberán abonar 350.000 euros a varias mercantiles por no pagar a tiempo obras realizadas en la legislatura pasada por el equipo de gobierno del PP.

En concreto Muñoz habló de que fueron varias empresas las que presentaron contenciosos, algunos pendientes desde el 2012 y que han salido en lo que va de año contra el Ayuntamiento no por no abonar las actuaciones, sino por los intereses de demora generados por retrasar el pago de las facturas, y los tribunales les han dado la razón. El responsable de Hacienda detalló las que tiene encima de la mesa su departamento. Una de ellas es la reclamación de la UTE que se encargó de la remodelación de la Plaza de la Libertad a quien los juzgados ilicitanos le han dado la razón, lo que implica que se le adeudan 72.377 euros.

Asimismo 47.677 son los que se deben a otra por los proyectos de ejecución del pabellón de deportes y otros 127.000 a Intersa Levante por dos actuaciones como fueron la construcción de las nuevas dependencias de la Policía Local (25.235 euros) y el resto por la construcción de las piscinas descubiertas de la ciudad deportiva. La suma se completa con otros 100.000 euros que proceden de la reclamación de La Generala por haber levantado el cuartel de la Guardia Civil.

Tanto el concejal como el primer edil dijeron no saber si llegarán más sentencias desfavorables de similares características y el alcalde sostuvo que «se buscará afrontarlas en sucesivas anualidades de forma fraccionada», un hecho que indicó Pérez ya ha acordado con la empresa que hizo las nuevas dependencias de la Benemérita, que los cobrará en los tres próximos ejercicios. Ambos culparon a los gobiernos populares de no haber hecho frente a tiempo al pago de las obras lo que supone ahora tener que cargar con esas indemnizaciones, «porque si lo hubieran hecho no tendríamos que asumir ahora esos pagos de intereses por la demora».

Pero no solo de las sentencias y el impacto en las arcas municipales habló el equipo de gobierno, puesto que también abordaron el plan económico financiero que tienen que elaborar por valor de algo más de 750.000 euros. Con él se debe solucionar un desajuste de obras financieramente sostenibles del 2014 que se cargaron a los remanentes municipales, y que el Ministerio de Economía rechazó al presentarle la liquidación presupuestaria del 2015 y no estar incluidas en este como marca la ley de racionalización. El alcalde a este respecto rechazó las acusaciones del PP de deberse «a haber gastado de más» y también lo atribuyó a la herencia recibida. Asimismo el concejal añadió que espera tenerlo listo para llevarlo al Pleno de noviembre y que pueda ejecutarse entre este año y el que viene, pero quiso dejar claro que se seguirán haciendo inversiones aunque sea mediante la vía de subvenciones tanto de la Diputación como de la Generalitat.