Las Provincias

El PP acusa al edil Víctor Ferrández de «paralizar» la participación ciudadana

  • Agustina Esteve recuerda que hace unos meses presentó mociones para activar el Consejo Social y la Oficina Municipal de Atención al Ciudadano

La concejal del grupo municipal del Partido Popular, Agustina Esteve, denunció ayer públicamente «la paralización que se está viviendo en la Concejalía de Participación Ciudadana» y cargó contra su responsable, Víctor Ferrández. La edil dijo que «después de 17 meses al frente de la Concejalía de Participación Ciudadana el mayor logro que se le puede atribuir ha sido destruir el tejido social de nuestra ciudad, una inactividad total y menospreciar a las asociaciones y colectivos por no ser de su color o como le he oído decir: si pensara que sois de un color no estaría aquí».

Esteve dijo que «con las asociaciones se colabora sin ser intervencionista y se les ayuda para que tengan los medios necesarios para poder realizar sus objetivos» al tiempo que exigió a Ferrández que «no pierda más el tiempo, que trabaje, aunque solo sea para poner en marcha todas aquellas herramientas de participación ciudadana que el Partido Popular le dejo sobre su mesa, unas iniciadas y otras prácticamente concluidas» entre las que citó el Consejo Social de la ciudad, la Oficina Municipal de Atención al Ciudadano, la comisión de quejas, sugerencias y reclamaciones o el portal de participación It's 2020». La concejal del PP hizo hincapié en que «el señor Ferrández se encontró a su llegada a la concejalía con una estructura de participación ciudadana, trabajada e iniciada con sentido común, pero su ambición por desprestigiar el trabajo realizado le lleva a cometer errores como el de dejar de lado al tejido social de nuestra ciudad».

También recordó que en febrero presentó una moción pidiendo la continuación de la constitución del Consejo Social de la Ciudad y en abril otra para que se pusiera en marcha la Oficina Municipal de Atención al Ciudadano y la aplicación informática para la gestión de sugerencias y reclamaciones como canal ciudadano «sin saber nada de ninguna de ellas».