Las Provincias

Pavón admite un atasco de 300 licencias y pedirá ayuda a colegios profesionales

El concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, estimó ayer que en su departamento hay cerca de 300 licencias por otorgar en estos momentos. Un problema que debatió con representantes de la patronal de promotores Provia, que achaca a la falta acuciante de personal y para el que contempla dos posibles soluciones.

Por un lado, tiene pendiente una reunión con el interventor, dijo, para «contratar personal dentro en base al 50% de tasa de reposición de las plazas vacantes que podría aplicarse», una contratación que sí está permitida por el plan de ajuste, según explicó el también vicealcalde, y que permitiría contratar al menos seis personas para las doce plazas vacantes que hay en los diferentes departamentos.

Por otro, está estudiando la posibilidad de establecer convenios con colegios profesionales como el de arquitectos, para que les ayuden a sacar adelante el trabajo atascado. Una fórmula sería a través de convenios, como han suscrito otros ayuntamientos, aunque precisó que deben estudiar la figura legal que emplearán.

No obstante, el concejal hizo hincapié en «rebajar la alarma» en este tema porque, pese a confirmar que hay una demora y que no se cumplen con los plazos legales, esgrime que «eso no es algo nuevo», sino «heredado», que se agravado con el repunte de la actividad constructora que no ha venido acompañado de un aumento de la plantilla.

Confirmó que hay unos 300 expedientes de licencias de obras pendientes de resolverse, un porcentaje «no tan alto» frente a los 16.000 expedientes, de todo tipo, que tramita la Concejalía de Urbanismo al año.

Explicó que desde Provia le dijeron que no existen tantas licencias paralizadas pendientes por parte de sus socios. «Han hablado de menos de una decena, en concreto creo que han dicho seis», ejemplificó.

Les preocupa más a los promotores la falta de acuerdo sobre el Catálogo de Protecciones.