Las Provincias

La mujer rural pide paso

fotogalería

Integrantes de Amfar, junto a varios ediles, ayer tras la recolección de granadas. / Matías Segarra

  • Las trabajadoras del campo exigen que se regulen las cotizaciones y que se las escuche, en la conmemoración de su día internacional

Las mujeres que trabajan en el campo reivindicaron su papel en la actividad agraria en el Día Internacional de la Mujer Rural, que se celebró ayer, con un acto de concentración de una parte de las integrantes de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (Amfar) en la partida de Algorós.

Las trabajadoras del medio rural piden que se les reconozca el trabajo que desempeñan, «dado que sí que estamos pero, si no nos movemos, no se nos ve». Aseguran que «al lado de un agricultor, sobre todo por estas zonas, que son extensiones familiares, siempre hay una mujer», declaró Tere Antón, presidenta de Amfar. El acto se trasladó al día de ayer por la celebración de la Fireta del Camp d'Elx que tuvo lugar el pasado fin de semana, coincidiendo con la fecha del Día de la Mujer Rural.

Durante la concentración se llevó a cabo una demostración del trabajo diario que se realiza en el campo con la recolecta de la granada mollar, en la que gran parte de las mujeres están inmersas, siendo la primera campaña que se comercializa con Denominación de Origen (DO).

Desde Amfar se pide que se les tenga en cuenta y se haga eco de sus necesidades, con una mejora en las infraestructuras y en las condiciones laborales. «Necesitamos una ayuda, que ellos escuchen nuestras peticiones. Queremos que nos concedan las cotizaciones, porque la mujer tiene que cotizar y hay veces que con dos pensiones muy pequeñitas no se saca lo suficiente».

Teresa Maciá, concejal de Igualdad, anunció que en este año de gobierno van a incidir en «las cláusulas sociales de las licitaciones que deban hacer las empresas por el Ayuntamiento» e insistir en «que conselleria tenga en cuenta esas cotizaciones, ya que es un trabajo que tenemos que reivindicar porque nunca ha sido considerado».

Se ven pocas mujeres jóvenes dedicándose al medio rural pero, según Tere Antón, «se van animando, no en grandes cantidades, pero la crisis económica ha hecho volver a mucha gente joven al campo». Amfar tiene cerca de 100 mujeres trabajadoras asociadas en Elche y entre 300 y 350 en Alicante, informó Antón.