Las Provincias

Campaña para actualizar los propietarios de los nichos del Cementerio Viejo

El Ayuntamiento va a proceder a actualizar los datos referentes a la titularidad de los nichos y panteones del Cementerio Viejo. El concejal del área, Héctor Díez, señaló ayer que el objetivo es doble: «además de dar un mejor servicio a los ciudadanos, podemos conocer si se puede recuperar alguna unidad de enterramiento». Añadió que los nichos de este camposanto «están muy demandados».

El Cementerio Viejo, denominado Virgen de la Asunción, data de 1811 y vino a dar respuesta a la fiebre amarilla ocurrida en la ciudad, lo que llevó a exhumar gran cantidad de muertos de las iglesias y perímetro de las mismas, para evitar la contaminación. El edil dijo que a pesar de tener el Cementerio Viejo informatizado, a partir de los datos de los libros y de las lápidas, y de ciudadanos que tienen difuntos allí, «necesitamos seguir actualizando datos sobre los herederos de los nichos y panteones de la zona vieja del cementerio para poder actualizar la titularidad».

Por ello, sucesivamente se colocarán señales visibles en las calles sobre las que están trabajando, con el fin de que todos aquellos ciudadanos que sean herederos de algún tipo de unidad de enterramiento, se personen en las dependencias municipales de La Fira o llamen al número de teléfono 966 65 80 44.

Las calles que corresponden a la zona más antigua, y que hay que actualizar, al haber transcurrido más de 180 años de los primeros enterramientos, están delimitadas por la de San Agatángelo, El Salvador, Santa María y San Juan.

Díez destacó que entre los propietarios de los nichos más antiguos había inmigrantes del calzado que se volvieron para sus regiones de origen y por tanto abandonaron los nichos; multitud de duplicados de un mismo nicho y por ser de tercera o cuarta generación en algunos casos ni se conocen; separaciones y segundas nupcias con familiares de primera o segunda generación enterrados, con el problema que ello implica.