Las Provincias

Mercaderes presentan 135 alegaciones a la reubicación del zoco de Los Huertos

Los concejales del PSOE y Cambiemos junto con mercaderes ayer, ante un agente de la Policía.
Los concejales del PSOE y Cambiemos junto con mercaderes ayer, ante un agente de la Policía. / M. B.
  • Reclaman la salida de este espacio aunque en todo caso plantean que se cambien los puestos de fruta y que se devuelva el transporte

Aunque la reivindicación de que lo que quieren es salir de Los Huertos es la misma de siempre, los mercaderes que cada martes ponen su puesto en este zoco han presentado hasta 135 alegaciones a la reubicación anunciada, pero no realizada, por la Concejalía de Mercados para intentar revitalizarlo. La socialista Carmen Gutiérrez compareció ayer acompañada de representantes de las dos asociaciones de comerciantes ambulantes que montan en Los Huertos y que en esta ocasión aseguraron que van de la mano, para reclamar que se les escuche «porque este es un mercado que está muerto». La edil dejó que fueran los mercaderes los que explicaran la situación, y José Baños relató los problemas que ven en la nueva distribución, básicamente el hecho de que se forman «tubos» de puestos que adelantó «impedirán la carga y descarga de la mercancía, y nos han dicho que nos apañemos nosotros». En las alegaciones presentadas ante el Ayuntamiento y de las que indicaron que no han obtenido respuesta también se plantea el sacar la fruta a la parte de fuera y dejar el textil dentro, y sobre todo que se restablezcan los servicios de transporte urbano hasta el mercado «porque los han quitado todo, parece que el concejal lo quiera desmantelar». Los vendedores explicaron que ya solo llega un autobús los martes y es el de las amas de casa de Molins que pagan ellas mismas.

Por su parte Joaquín Olmeda, de otra de las asociaciones, destacó que todos los mercaderes irán de la mano en esta ocasión y que incluso se plantean la realizaciones de manifestaciones toda la semana «para que se nos escuche, porque aquí se juega con el pan de nuestros hijos». Por todo esto reclamaron al concejal que les escuche y sobre todo «que venga al mercado, que en año y medio no lo ha hecho y no se pude gestionar desde el despacho», dijo Baños.