Las Provincias

Telefónica rechaza los terrenos municipales para trasladar su antena de El Rebolledo

La antena de telefonía de El Rebolledo, ubicada junto al colegio Los Almendros.
La antena de telefonía de El Rebolledo, ubicada junto al colegio Los Almendros. / R. M.
  • La compañía alega que no cuenta con la misma cobertura que la ubicación actual, junto al colegio Los Almendros, y exige que no se desplace más de 500 metros

La antena de telefonía ubicada junto a un colegio y un centro de salud en El Rebolledo no va a cambiar, por el momento, su ubicación. Pese a que los vecinos de la partida y el AMPA del colegio Los Almendros, que han peleado por su traslado, se mostraban en las últimas semanas esperanzados con las negociaciones iniciadas entre la Concejalía de Urbanismo y Telefónica, finalmente no han arrojado el resultado esperado por el Ayuntamiento.

El concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, ha mantenido varias reuniones con Telefónica, la última de ellas ayer mismo. Un encuentro en el que estuvo también presente el edil de Partidas Rurales, Víctor Domínguez.

En julio, el Ayuntamiento le propuso a la empresa la posibilidad de ubicar la antena en dos parcelas municipales situadas al otro lado de la autovía, junto a la ermita de El Rebolledo, a más de 500 metros del colegio y en el entorno cercano de la autovía.

Durante estos meses, la propietaria de la antena ha estado estudiando la propuesta, pero ayer transmitía al Ayuntamiento una respuesta negativa. Según explicó Pavón, la empresa esgrime que los terrenos ofrecidos , «no cubren el área de alcance con la que cuenta la actual ubicación de la antena» y que solo estudiarían una ubicación alternativa dentro de un radio de 500 metros de la actual.

Una propuesta que el Ayuntamiento se ha comprometido a estudiar, para tratar de hallar una solución, pero que se prevé compleja, dado que, a priori, no se han localizado otros terrenos municipales que cumplan con las condiciones que impone la empresa.

No obstante, intentarán localizar alguno y también otras alternativas, «aunque sean terrenos privados, sobre los que Telefónica tendría que ponerse de acuerdo con sus propietarios». En cualquier caso, señaló el edil, «vamos a explorar otras posibilidades para que el traslado de la antena pueda hacerse realidad lo antes posible».

En caso de plantearse otras ubicaciones, se consensuarán con los vecinos y el AMPA del colegio, «de tal modo que esté lo suficientemente alejada tanto del colegio como de la mayoría del núcleo urbano de El Rebolledo», indicó Pavón.

Por el momento, sin embargo, la antena se quedará donde está, para desgracia de los vecinos y de la comunidad educativa, que llevan más de una década peleando por su traslado.

La antena, que se instaló en 2004, cuenta con licencia datada en 1988. La empresa obtuvo la autorización para la construcción de un espacio destinado a central telefónica. Permiso que con posterioridad , en 1998, se otorgó también para la ejecución de un proyecto de obra menor consistente en la instalación de un mástil. El Ayuntamiento pensó durante años que la antena carecía de la primera licencia, porque la documentación no estaba en el Consistorio y se llegó a iniciar un expediente de restauración de la legalidad urbanística en 2009. Finalmente, la compañía aportó la licencia y se cerró el expediente.

Lo que sí que incumple la instalación es la ordenanza municipal sobre antenas, que impide que se ubiquen tan cerca de edificios como un colegio, un centro sanitario o un parque público, como es el caso. El problema es que la norma es de 2006, posterior a la licencia.

Hace seis años, la exalcaldesa Sonia Castedo inició ya negociaciones con Telefónica para el traslado de la antena, e incluso se llegó a un principio de acuerdo con el entonces concejal de Partidas Rurales, Antonio Sobrino.

Pero finalmente los terrenos que le ofrecieron como alternativa no convencieron a la empresa, como ha ocurrido ahora.

Tanto PSOE como EU, dos de los partidos que actualmente ocupan el equipo de gobierno, manifestaron en la oposición su apoyo a los vecinos en su lucha contra la antena. La presión de la Asociación de Vecinos 'Amigos de Fontcalent', de El Rebolledo y del AMPA del colegio Los Almendros hicieron que el actual concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, retomase las negociaciones.

El edil y vicealcalde se mostró esperanzado tras las primeras reuniones mantenidas con Telefónica y manifestó su voluntad firme de conseguir el traslado, aunque la negociación ha vuelto a enquistarse.

Los vecinos están convencidos de que la emisiones de la antena están teniendo repercusiones en la salud de los residente de la pedanía y así lo han denunciado ante multitud de instancias, incluida la Conselleria de Sanidad. Pero esta vía no prosperó.

El Síndic de Greuges también se ha pronunciado en dos ocasiones al respecto, reclamando al Ayuntamiento que adoptase medidas.