Las Provincias

Los miembros del tripartito del Ayuntamiento de Alicante.
Los miembros del tripartito del Ayuntamiento de Alicante. / A.D

El tripartito descarta recabar el apoyo de los dos concejales no adscritos

  • Gabriel Echávarri ha explicado que las cuentas del próximo ejercicio están en plena fase de trámite

El tripartito del ayuntamiento de Alicante, formado por el PSPV-PSOE, Guanyar y Compromís, ha descartado tratar de recabar el apoyo de los dos concejales no adscritos para los presupuestos de 2017.

Tras asistir a un acto de promoción interna de los funcionarios en el salón Azul, el alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, ha explicado que las cuentas del próximo ejercicio están en plena fase de elaboración, y que ya se han recibido las previsiones de las concejalías y ahora hay que efectuar un proceso de ajuste.

Una vez cumplimentado este trámite, tiene previsto dirigirse a los partidos de la oposición (PP y Ciudadanos) para tratar de que "participen" mediante la aportación de iniciativas ya que cree que sería "importante" que colaboraran.

Preguntado por si en este proceso también incluirá a los no adscritos Nerea Belmonte (ex de Guanyar) y Fernando Sepulcre (ex de C's), el alcalde, cuyo equipo de gobierno no dispone de mayoría absoluta, ha sido tajante al afirmar que su gabinete "no habla con ediles no adscritos".

En otro orden de cosas, Echávarri también ha sido cuestionado por la alta carga de trabajo en el área de Urbanismo, que dirige Miguel Ángel Pavón, y ha señalado que esa concejalía es "clave" y que "hay que hacer que funcione"

Asimismo, sobre su falta de intervención en el 'debate sobre el estado de la ciudad' ha comentado que ya ha explicado su posición y que le "interesa el futuro".

De los discursos del PP y C's en esa sesión, los ha calificado de "decepcionantes en el tono y en el fondo" por la falta de propuestas, y sobre el ofrecimiento de la formación naranja de una mayor colaboración, ha agradecido "la mano tendida" y ha añadido su disposición a "hablar de los presupuestos".