Las Provincias

Un atractivo más para la cota cero

  • Alicante incluye una explicación en braille sobre la elección del puerto de la ciudad como referencia nacional de altitud

Una placa en alfabeto braille permite desde la semana pasada que las personas invidentes que visiten el Ayuntamiento de Alicante conozcan uno de los capítulos más curiosos de la historia científica española, la elección del puerto de la ciudad como referencia nacional de altitud hace ya un siglo y medio.

Se trata de la cota cero, un pequeño disco de bronce propiedad del Instituto Geográfico Nacional (IGN) que se halla en el primer peldaño de la escalinata de la entrada principal del edificio consistorial y que indica el lugar exacto desde el cual se establecen todas las referencias altimétricas de España.

Con motivo del día mundial de la baja visión, el pasado jueves, el alcalde alicantino, Gabriel Echávarri, y la directora provincial de la ONCE, Estela Medina, descubrieron junto al disco esta placa con la explicación en braille de la cota cero, para que se una a las ya existentes en castellano, valenciano e inglés.

Este pequeño disco de bronce es uno de los puntos más visitados de Alicante y la idea de acercarlo a los invidentes es un paso «muy simbólico y que da visibilidad» a estas personas, según destaca la directora territorial de la ONCE, quien agradece la sensibilidad del Ayuntamiento.

El relevante papel de Alicante en los albores del mapa topográfico nacional, que sigue vigente a día de hoy, se explica en que históricamente ha sido considerado como el 'puerto de Castilla' por ser la salida natural de Madrid al Mediterráneo.

A esto contribuyó que una de las primeras líneas ferroviarias del país unió hace casi 160 años estas dos ciudades y Zaragoza, lo cual probablemente empujó a escoger el puerto alicantino para la observación científica del nivel del mar.

La referencia se obtuvo después de que entre el 1 de julio de 1870 y el 30 de junio de 1872 un funcionario observara cuatro veces al día (a las 9, 12, 15 y 18 horas) la altura que alcanzaba el mar sobre una regla de mareas que descansaba en una señal metálica en forma de «Z», ubicada en una escalera del muelle de Levante. Calculando las medias de los registros sobre dicha regla, se tomó un valor medio y se midió la diferencia con respecto al primer peldaño del Ayuntamiento, que pasó a ser la primera referencia del país al quedar situada a 3,4095 metros sobre el punto escogido en el muelle a esta altura del Mediterráneo.

De esta manera, a partir de este momento este disco de bronce con la inscripción 'NP-1' (Nivel de Precisión número 1) fue tomado por la Red Geodésica para elaborar toda la cartografía de España.