Las Provincias

Punto de avistamiento de aves y aula, a medio plazo

El recorrido medioambiental es solo la primera fase de un plan más ambicioso para el Barranco de las Ovejas.

La Concejalía de Medio Ambiente tiene previsto instalar allí reposaderos para las aves y habilitar untos de avistamiento.

Además, se adecentarán las zonas más descuidadas del entorno y crearán un aula medioambiental a la que puedan acudir los colegios a dar allí clases al aire libre.

La idea es aplicar en el Barranco de las Ovejas la filosofía de los centros de educación medioambiental, CEAM, como el del Monte Benacantil o el de Tabarca. Crear un espacio en el que se puedan dar clases, además de organizar charlas y eventos, e integrarlo dentro del recorrido ambiental para mostrar la zona.

En la ciudad de Alicante existen pocos puntos específicos de avistamiento de aves, aunque en zonas como el parque inundable La Marjal y en las sierras alicantinas se han ubicado nidos para favorecer su presencia y posibilitar su contemplación.

En cuanto a senderos medioambientales, resalta el de la Sierra de Colmenares, recientemente inaugurado, los de Monte Orgegia, La Ereta, Benacantil, Sierra de San Julián y Serra Grossa, Cabo de la Huerta, Monte Orgegia, Tabarca y las Torres de la Huerta, dentro de la red de senderos urbanos desarrollada por la Concejalía de Medio Ambiente.

La intención del Ayuntamiento es desarrollar itinerarios similares por humedales como el de los Saladares de Aguamarga y las Lagunas de Rabasa, una vez que se protejan, para ponerlos en valor y darlos a conocer.