Las Provincias

Vecinos del Casco Antiguo ilustran con imágenes el «descontrol» en el barrio

Uso de un megáfono en una despedida de soltero.
Uso de un megáfono en una despedida de soltero. / R. A.
  • Soportan el consumo de drogas, 'botellones' y despedidas de soltero con bandas de música o megáfonos y reclaman medidas contundentes

La Asociación de Vecinos Laderas del Benacantil ha vuelto a llamar la atención sobre el «descontrol» que, dicen, padece el barrio y que no ha logrado solventar el dispositivo de Policía Local puesto en marcha hace un mes.

En una reunión mantenida esta semana con el concejal de Seguridad, Fernando Marcos, ilustraron con imágenes muy contundentes las situaciones que viven en el Casco Antiguo. En ellas pueden verse jóvenes drogándose en la calle y a plena luz del día u orinando en las macetas, despedidas de soltero con megáfonos o con bandas de música, gente de 'botellón' y suciedad acumulada durante los fines de semana.

Los vecinos aseguran que su barrio se ha convertido en un «mero espacio comercial sacrificado al ocio descontrolado y al beneficio económico de unos pocos». Valoran la puesta en marcha del dispositivo policial específico de seis agentes durante los fines de semana, pero creen que resulta «claramente insuficiente y que aún queda mucho por hacer»

Recordaron al concejal «su compromiso de cumplir y hacer cumplir las ordenanzas municipales en materia de seguridad, contaminación acústica o limpieza». Un compromiso que, recuerdan, adquirió el propio alcalde, Gabriel Echávarri, en la mesa de veladores, pero que «es sistemáticamente desatendido». Tal responsabilidad, dicen, recae principalmente en la Policía Local, pero creen que «deben comprometerse otras áreas municipales como Urbanismo, Ocupación de la Vía Pública, Medio Ambiente, Sanidad, Cultura o Educación».

El concejal y su equipo reconocieron que el problema «está desbordado y que los medios son insuficientes». Se comprometió, no obstante, a contactar con la Subdelegación del Gobierno para coordinar actuaciones. Los vecinos reclamaron medidas y sanciones contundentes para atajar el problema.