Las Provincias

Urbanismo negocia con la Epsar una rebaja de más de 200.000 euros en el saneamiento de Montepinar

  • La concejal espera que la cifra baje todavía más y se acerque a los 90.000 euros que dijo que comprometió el anterior gobierno municipal

Satisfecha pero pendiente de que el ahorro para los vecinos de Montepinar pueda ser aún mayor, la concejal de Urbanismo, Begoña Cuartero, dio cuenta ayer de la reunión mantenida con los responsables de la Entidad Pública de Saneamiento y Aguas Residuales (Epsar) para tratar el coste de la conexión a la red de saneamiento que tendrán que pagar los afectados por un Plan de Reforma Interior (PRI) en ejecución desde hace varios años y que podría culminarse a lo largo del 2017. Begoña Cuartero aseguró que el importe inicial del suplemento de infraestructuras que aparecía en el proyecto rondaba los 351.000 euros y que tras la reunión mantenida se ha acordado una actualización hasta los 146.184 euros, lo que supone un descuento superior a los 200.000 euros. No obstante la edil indicó que se intentará que la rebaja sea todavía mayor, puesto que recordó que tanto el anterior equipo de gobierno como la empresa urbanizadora del PRI anunciaron en su momento que esa cantidad podría quedar en 90.000 euros, de modo que consideró que el hecho de que hayan cambiado de signos tanto el gobierno municipal como el autonómico no debe ser impedimento para alcanzar una cifra que beneficiaría a los vecinos afectados que son los que finalmente deben pagar. Preguntada sobre qué se ha tenido en cuenta para bajar en tanto el presupuesto inicial, Cuartero indicó que se han actualizado los precios además de aplicar una serie de fórmulas en base al número de viviendas, la ocupación o el número de habitantes. La responsable de Urbanismo precisó que toda la red de saneamiento está hecha y que esta obra suplementaria consistirá en la conexión con la existente en el polígono industrial, y mientras tanto las casas seguirán vertiendo sus aguas residuales a pozos ciegos como han hecho desde que se construyó la urbanización que ahora se regulariza.

Con respecto a lo que queda por hacer para que el PRI de Montepinar culmine, la edil precisó que no solo falta esa conexión con el alcantarillado, sino la recepción de los accesos, «que están hechos pero no certificados», algo que deben hacer los técnicos municipales, al tiempo que se encuentra en trámite de exposición pública una línea aérea de Iberdrola que permita dar más potencia a la impulsión de la red de saneamiento así como a las viviendas que lo requieran. «Intentamos que se acabe lo más rápido posible para que los vecinos puedan disfrutar de la reurbanización», afirmó Cuartero, quien precisó que puesto que todo lo hablado con la Epsar no se plasmó en un documento, su departamento ya ha solicitado por escrito el acuerdo alcanzado «a la espera de saber qué nos contestan y cuál será el importe definitivo», concluyó la concejal.