Las Provincias

La doctora Sánchez, jefa del servicio de Cardiología, en una de las consultas del hospital.
La doctora Sánchez, jefa del servicio de Cardiología, en una de las consultas del hospital. / R.E.

«El riesgo de infarto se duplica tras padecer un episodio de estrés»

  • Jéssica Sánchez Quiñones, jefa de Cardiología del Hospital del Vinalopó

  • La especialista resalta la puesta en marcha de dos nuevas unidades en el Hospital del Vinalopó, de Rehabilitación Cardíaca y de Arritmias

Una alimentación saludable, actividad física diaria y una vida sin tabaco. Son las tres reglas de oro para no sufrir del corazón, según la jefa del servicio de Cardiología del Hospital del Vinalopó, Jéssica Sánchez (Elche, 1980). La especialista resalta que su área ha conseguido en casi siete años de andadura convertirse en referente para el resto de la provincia, al contar con una amplia cartera de servicios y tecnología al más alto nivel.

-¿A cuántos pacientes atiende el servicio de cardiología cada año? ¿Cuántos de ellos son nuevos casos?

-Durante el pasado año 2015 el servicio de cardiología del Hospital Universitario del Vinalopó atendió a 6.881 pacientes de forma ambulante en nuestras consultas externas, siendo unos 2.000 pacientes una primera visita a nuestro servicio, y realizó 8.200 pruebas cardiológicas. Además, ingresaron 489 pacientes con un infarto agudo de miocardio y se atendió a más de 1.500 con insuficiencia cardíaca, entre otras patologías cardiológicas atendidas.

-¿Y operaciones quirúrgicas?

-Nuestro hospital cuenta con servicio de Cirugía Cardíaca de referencia del área del Elche, Torrevieja, Hospital de la Marina Baixa y Vega Baja de Orihuela, con una población potencial de 900.000 habitantes. En concreto, se realizaron durante el pasado año unas 400 cirugías cardíacas.

-¿Cuál es el perfil del paciente infartado?

-El paciente tipo hoy día que presenta un infarto agudo de miocardio es un varón de edad media con varios factores de riesgo mal controlados. Entre los de mayor importancia se encuentran la hipercolesterolemia, la hipertensión arterial, el consumo de tabaco, la diabetes y la obesidad. El paciente sufre un infarto agudo de miocardio porque ha tenido generalmente una obstrucción completa o severa de una arteria coronaria, debido en la mayoría de los casos a la existencia de arteriosclerosis en dichas arterias.

-¿Por qué aparece?

-Dicha arteriosclerosis es una forma compleja enfermedad crónica determinada por una combinación de uno o varios de estos factores de riesgo. En las últimas décadas se han aportado evidencias consistentes sobre la relación causal de algunos factores de riesgo cardiovascular. Entre las personas que padecen cardiopatía isquémica, la exposición previa a los principales factores de riesgo cardiovascular se observa en más del 80% y explica alrededor del 75% de la incidencia de cardiopatía isquémica.

-¿Ha aumentado en los últimos años por los hábitos de vida?

-Diferentes estudios confirman la elevada prevalencia de dichos factores de riesgo cardiovascular en España, especialmente (excepto en el caso del tabaquismo) en edades avanzadas. Llama especialmente la atención la elevada prevalencia del consumo de tabaco en mujeres jóvenes. También es de destacar la elevadísima prevalencia de diabetes mellitus, que confirma a este factor de riesgo como una de las epidemias del siglo XXI, junto con la obesidad, fenómeno también constatado, y la insuficiencia cardiaca.

-¿Funcionan las campañas de concienciación y los programas de prevención?

-Sí, a pesar del aumento de la prevalencia de la mayor parte de factores de riesgo cardiovascular, parece que el control de dichos factores (al menos en la hipertensión arterial y la diabetes) ha mejorado notoriamente en los últimos años, posiblemente en relación a una intensificación del tratamiento farmacológico. A este aspecto positivo también contribuyen las tendencias a la disminución del consumo de tabaco, especialmente después de las últimas medidas legislativas. Sin embargo, el incremento de ciertos factores de riesgo como la obesidad puede a la larga contrarrestar el beneficio potencial del mayor control de factores de riesgo de los últimos años.

-¿Qué factores desencadenan las enfermedades del corazón?

-El sobrepeso, la mala alimentación, la inactividad física, el consumo de tabaco, los niveles elevados de colesterol o glucosa y las cifras de tensión arterial altas son todos ellos factores que pueden provocar una enfermedad cardiaca.

-¿En qué medida influye el estrés?

-La relación entre el estrés emocional y los eventos coronarios mayores ha sido establecida hace ya mucho tiempo. Por ejemplo, se ha demostrado que existe un aumento del riesgo de infarto agudo de miocardio, el doble de lo normal, durante las dos horas siguientes a un episodio significativo de alteración emocional y que los pacientes que sufren depresión o ansiedad postinfarto presentan una peor evolución de su enfermedad.

-¿Qué tipo de tratamientos ofrece el servicio de cardiología del Vinalopó a los enfermos?

-El Servicio de Cardiología del Hospital del Vinalopó destaca, además de por las competencias habituales de dicha especialidad, por la realización de pruebas diagnósticas con tecnología de último nivel como ecocardiografía de estrés y en tres dimensiones, cardio resonancia magnética y TAC de coronarias, así como estudios de medicina nuclear entre otras. Además existe una accesibilidad y excelente colaboración entre los diferentes profesionales médicos de las especialidades que componen el área del corazón. Esa accesibilidad es especialmente destacable en el ámbito de la atención primaria, donde, gracias a dicha colaboración y mediante un programa de integración, junto con el uso de las nuevas tecnologías (hoja de interconsulta online, historia clínica digitalizada) y realización de visita única de alta resolución a cardiología, se ha conseguido que actualmente la accesibilidad a una consulta cardiológica de alta resolución se sitúe en menos de 30 días.

-Cuentan también con una Unidad de Hemodinámica...

-Sí, ha sido, y es, una apuesta de la organización por completar la oferta de servicios relacionados con la salud del corazón. Se centra en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad coronaria pero también incluye el diagnóstico y tratamiento de un conjunto de procedimientos englobados bajo la denominación de cardiopatía estructural.

-Y hay nuevas secciones, ¿no?

-Se ha ampliado la cartera de servicios con la puesta en marcha de dos unidades de máxima relevancia, como la Unidad de Rehabilitación Cardíaca, cuyos objetivos entre otros son mejorar el control de factores de riesgo cardiovascular, así como que los pacientes se incorporen a la práctica de ejercicio físico de forma segura y confiada. Y la Unidad de Arritmias y Electrofisiología Cardíaca, que ofrece una atención altamente especializada en el diagnóstico, control y tratamiento de enfermos con trastornos del ritmo cardíaco.

-¿Hay alguna técnica innovadora que se esté aplicando?

-En el caso del diagnóstico, el hospital cuenta con una consolidada unidad de imagen que ofrece las técnicas diagnósticas más avanzadas en el campo de la Cardiología como la ecocardiografía en tres dimensiones, la cardiorresonancia cardíaca y el TAC coronario. En el campo de la cirugía, más del 90% de cirugía coronaria se realiza sin circulación extracorpórea, es decir, a corazón latiendo y con uso de doble mamaria. También se han incorporado técnicas de última generación en reparación valvular mitral y aórtica. Conjuntamente, la unidad de hemodinámica apuesta por el tratamiento percutáneo de múltiples patologías cardíacas, mediante la colocación de dispositivos, habitualmente por punción de un vaso femoral y sin necesidad de cirugía.