Las Provincias

Niño de Elche y Los Voluble abren la temporada del Teatro Central de Sevilla

  • Actuacrán con el concierto 'En el nombre de' que pone en escena una fiereza política que ha supuesto un antes y un después en la pasada edición del célebre festival Sónar

La propuesta musical transgresora de Francisco Contreras, Niño de Elche, abre la temporada 2016-17 en el Teatro Central de Sevilla con el concierto 'En el nombre de', que será este jueves 13 de octubre a las 21,00 horas. Como es habitual la música más actual o de vanguardia inaugura el curso en el egregio coliseo con el que la Consejería de Cultura compite con los mejores escenarios contemporáneos europeos.

Niño de Elche, que acude al Teatro Central dentro del programa Monkey Week, estará acompañado por Los Voluble, con quienes ya realizase 'Raverdial', su anterior espectáculo. 'En el nombre de' sitúa en el Mediterráneo, en el centro conflictivo del intercambio cultural más crudo que ha representado la crisis de los refugiados y de las migraciones. Los conciertos de apertura de curso, añade un comunicado, continúan el viernes 14 y el sábado 15, con las actuaciones de Michael Rother plays NEU!, Harmonia & Solo Wroks, y Lee Fields & the Expressions, respectivamente.

'En el nombre de' pone en escena una fiereza política que ha supuesto un antes y un después en la pasada edición del célebre festival Sónar. En esta ocasión a Francisco Contreras y Los Voluble se suman Raúl Cantizano (bulos.net) y Pablo Peña (Fiera/Pony Bravo). El espectáculo toma de partida el mar Mediterráneo como centro de intercambio cultural, donde los llamados cantes de ida y vuelta les lleva a cruzarse con la actual política de fronteras que convierten al Mare Nostrum en un cementerio lleno de cuerpos anónimos.

Multiplicación de fronteras y cuerpo en tránsito en la voz de Niño de Elche, remezclando cantes anónimos y textos inéditos del filósofo queer Paul B. Preciado se dan la mano en 'En el nombre de' gracias a herramientas como el sampling, la remezcla audiovisual, las cajas de ritmos o los efectos, Niño de Elche y Los Voluble pondrán sobre el escenario un discurso en el que lo fronterizo juega con sus propios límites y se acompaña de la electrónica más cruda construida con las bases de Pablo Peña y los delirios sonoros de Raúl Cantizano.

NIÑO DE ELCHE

El interés por varias disciplinas musicales y el fuerte rechazo a la tradición hacen evidente la tentación de catalogar a Francisco Contreras como un punk dentro del mundo del flamenco, un profanador de lo jondo. Niño de Elche ha logrado lo que pocos de su especie han conseguido: superar el corsé que imprimen las raíces de la música popular mediante una transgresora vuelta de tuerca, una maniobra de funambulista donde la experimentación y la conciencia social se unen como una perfecta herramienta de seducción masiva.

Cantaor con hechuras de grande, asiduo a la experimentación musical y personaje encumbrado como esteta de la vanguardia popular, este joven artista ha logrado convencer a todos los entornos de la música, desde asiduos al flamenco más ortodoxo hasta rockeros, electros, indies y amantes de la world music.