Las Provincias

Un momento de la instalación de las vallas en el IES. :: M.S.
Un momento de la instalación de las vallas en el IES. :: M.S.

Padres del IES Torrellano dan 20 días para que se concrete la obra

  • Las familias desconvocan las concentraciones al instalarse el vallado de seguridad y recibir un informe que descarta la caída de ladrillos

El perímetro del instituto Torrellano ya cuenta con vallado y las bocanas de las puertas de salida se encuentran protegidas. Esta nueva situación, que mejora la seguridad en el centro ante el riesgo de desprendimiento de los ladrillos de las paredes, es la que ha llevado a los padres a desconvocar las protestas que había programadas todos los martes. De hecho, la prevista ayer ya no se celebró.

La decisión se adoptó en la asamblea general celebrada el lunes por la noche, en la que abordaron varias cuestiones, todas ellas relacionadas con el estado del edificio y las actuaciones que se han llevado a cabo hasta el momento por parte de la Dirección Territorial de Educación.

No obstante, las familias no bajan la guardia y acordaron dar una tregua de veinte días a la administración para que los trámites del proyecto de reparación de los ladrillos caravista de los muros comience a ser una realidad.

Está por ver si será la empresa constructora, FCC, la que asuma las obras, en caso de que se demuestre que la actuación aún entra en el periodo de garantía, o bien, si no fuera así, sería la Generalitat la que se haría cargo de los gastos. Los técnicos de la citada mercantil visitaron el instituto la pasada semana y determinarán en un informe si se encargan de los trabajos o no.

Nueva asamblea

En cualquier caso, pasado ese plazo, los padres volverán a reunirse para analizar cómo marchan los trámites del proyecto y, ante la paralización de los mismos, han amenazado con volver a retomar las acciones reivindicativas. De momento, la comunidad educativa del instituto respira tranquila, según el presidente del Ampa, Juan Francisco Moragues, quien asegura que la Dirección Territorial de Educación ha cumplido los compromisos adquiridos.

Mencionó que se ha instalado el vallado adecuado para estos casos-incluidas las redes antiderrumbes en zonas donde no se han podido colocar las cercas, por ejemplo en las esquinas del edificio-, que ayer mismo fue supervisado por un técnico del departamento educativo provincial.

Además, tal y como comentó el representante de los padres, Educación les ha remitido un informe firmado por un arquitecto y un aparejador en el que se descarta un riesgo «inminente» de caída del ladrillo de la fachada del centro. Según este documento, el muro no está construido con las mismas características del que ya se desplomó el pasado curso y el otro que reviste mayor peligro y que ha sido aislado para evitar peligro.

En su día, la Generalitat anunció que se hará cargo de la obra de reparación de la fachada, en caso de que la empresa constructora no acometa esta actuación, si hubiese concluido el plazo establecido por la ley. El proyecto previsto por el Consell cuenta con un presupuesto de 250.000 euros.