Las Provincias

El alcalde exige al Consell que respete el derecho de la comarca a hablar castellano

Acto institucional del Nueve de Octubre en la Plaza del Carmen.
Acto institucional del Nueve de Octubre en la Plaza del Carmen. / J. A.
  • Bascuñana insiste, como ya hizo el año pasado, en su rechazo a la imposición del valenciano y reiteró la petición de inversiones por parte de la administración valenciana

El alcalde, Emilio Bascuaña, dejó claro en el arranque de su discurso institucional del Nueve de Octubre que se iba a repetir en sus reclamaciones a la Generalitat hechas el año anterior «porque no han sido atendidas», anticipó, puesto que el primer edil insistió en los dos puntos que trató hace doce meses, la defensa de la comarca en lo que concierne a su condición de territorio castellanohablante y la reclamación de inversiones por parte del Consell que preside Ximo Puig.

El mandatario municipal volvió a esgrimir que Orihuela y por extensión la Vega Baja tiene esa condición pero no obstante quiso dejar claro que «somos un municipio que nos sentimos orgullosos de nuestra historia y nuestra gente, y exaltamos nuestras raíces valencianas» pero se dirigió tanto al molt honorable como al conseller de Educación, Vicent Marzà, para recordarles que «no vamos a consentir imposiciones de ningún tipo». El alcalde subió el tono de sus reproches hacia el Consell y prosiguió diciendo que «tenemos que soportar sus burdas maniobras para imponernos el valenciano, para impedirnos trabajar en nuestro pueblo de nacimiento por no hablar valenciano, maniobras de chantaje juntando los estudios de inglés con los de valenciano y sus veladas amenazas hacia el futuro de nuestros hijos si no lo hablan» a lo que añadió que «exigimos que no se nos discrimine por hablar solo en castellano».

No fue el único de los reproches que hizo hacia el gobierno autonómico puesto que también habló de otras cuestiones que también están presentes en muchas de las intervenciones de Bascuñana ya que insistió en que «desde nuestra responsabilidad como gobernantes de este municipio reivindicamos al Consell que dote a Orihuela de todas las infraestructuras, medios y ayudas que sean necesarias para el desarrollo en equidad de nuestro territorio» lo que hiló con que hay muchos conselleres que no lo reciben o que tampoco han bajado a visitar la ciudad y no dejó escapar la oportunidad de recordar que siguen asuntos pendientes por resolver como la conexión de esta con la costa o la cesión de la casa natal de Miguel Hernández «o nos den de una vez el edificio de los juzgados»

Pese a todo Bascuñana dijo que el municipio «avanza y crece, vuelve a recuperar su posición como capital comarcal y es uno de las más importantes de la Comunidad Valenciana» y recordó que acaba de conseguir fondos europeos para poner en valor zonas degradadas, que ha impulsado un simposio sobre el sector agroalimentario o el año que viene celebra el 75 aniversario de la muerte de Miguel Hernández, por lo que apeló a todos los grupos municipales « a dejar de lado otras cuestiones y nos centremos en el interés común de todos los oriolanos».

El discurso fue calificado por el PSOE «de oposición al Consell en vez de institucional» y que este es quien ha empezado a resolver algunas de las carencias del municipio. Asimismo dijeron que han sido varios los conselleres que han venido y que no puede apelar a la colaboración de la oposición cuando los excluye de órganos municipales. Cambiemos también criticó las palabras del alcalde en términos similares al PSOE.