Las Provincias

Medio Ambiente limpia el barranco de Aguamarga ante la inactividad de la CHJ

Una máquina limpia el cauce del barranco de Aguamarga y elimina las cañas que crecen en el recorrido.
Una máquina limpia el cauce del barranco de Aguamarga y elimina las cañas que crecen en el recorrido. / Álex Domínguez
  • El Ayuntamiento invierte 14.000 euros en la retirada de las cañas que cubren el cauce en la zona ubicada junto a la fábrica de Aludium

El Ayuntamiento de Alicante ha tenido que asumir de nuevo la limpieza del barranco de Aguamarga, ante la posibilidad de que la maleza acumulada provoque su desbordamiento y cause inundaciones en caso de lluvias torrenciales.

La Concejalía de Medio Ambiente, que dirige Víctor Domínguez, se ha hecho cargo, por segundo año consecutivo, de la limpieza del cauce, dado que la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), que es la responsable, se ha desentendido, una vez más.

Medio Ambiente ha ejecutado esta semana las labores de retirada de las cañas y juncos que ocupan todo el cauce, sobre todo en la parte final del mismo, donde, además, se estrecha, por lo que hay más riesgo de que se desborde, en caso de avenidas de agua. Coincide, además, esta zona peligrosa, con la ubicación de la fábrica de Aludium, que ya sufrió los efectos de una inundación a principios de los 80 y es quien más insiste en la limpieza periódica del cauce por parte de la CHJ. Por el momento, sin éxito.

Los trabajos los ha realizado una empresa contratada por el Ayuntamiento, que pidió precio a cinco. Se presentaron cuatro y se eligió a la más barata, con un coste para las arcas municipales de 14.000 euros.

Después de años sin que se limpiase el cauce y de un acuerdo fallido entre la CHJ y Aludium, que pensaba hacerse cargo pero luego lo descartó, el Ayuntamiento se hizo cargo de la tarea por primera vez hace un año, en agosto. Este año se ha retrasado algo más la tarea, pero Domínguez resalta que contaban con que «las previsiones no daban lluvias, al menos, hasta octubre».