Las Provincias

Calles que necesitan un repaso

Parterres en mal estado en la confluencia de la calle José Ávila con Obispo Rocamora.
Parterres en mal estado en la confluencia de la calle José Ávila con Obispo Rocamora. / Alberto Aragón
  • El PSOE pide medidas para acabar con la falta de aseo urbano y deficiencias en viales del centro

  • La edil María García afirma que las quejas de los vecinos por la limpieza son constantes y reclama más celo en los trabajos de mantenimiento

Los vecinos de muchas de las calles del centro urbano tienen diversas quejas sobre el estado de limpieza que presentan aquellas donde viven y han puesto en conocimiento del PSOE sus reclamaciones no solo en cuestión de aseo, o la falta de él, sino también en cuanto a otras deficiencias que perciben en el día a día.

La concejal socialista tiene «una larga lista de quejas de los vecinos que consideran que la limpieza deja mucho que desear y tienen la sensación de que el mantenimiento brilla por su ausencia para una ciudad que se supone recibe turistas y pasean por ellas». García indica que las reclamaciones «se dan sobre todo en la suciedad que perciben pero también lamentan otro tipo de deficiencias» y enumera algunas de las reclamaciones que a su grupo le hacen llegar los residentes «muchas bastantes evidentes solamente con dar una vuelta por ellas».

Así la representante del grupo de la oposición dice que en la calle Alfonso XIII los contenedores soterrados son insuficientes para acoger los restos que sacan los establecimientos de la zona, tanto bares de la plaza del mismo nombre como las tiendas del entorno «con lo que se acumulan en la acera impidiendo el paso de peatones o causando malos olores» o que en Pintor Agrasot diversos solares acumulan maleza, restos de basura en su interior y de ellos salen roedores o alojan colonias de gatos por lo que reclama más celo del equipo de gobierno a la hora de vigilar estos y que no sean focos de insalubridad.

En su recorrido la concejal del PSOE no deja de lado el mal estado del asfalto en otras como Overía, ubicada en el entorno de la Plaza de la Trinidad «donde los socavones están a la orden del día» pero no solo se limita en sus reclamaciones a estas «puesto que ejemplos hay muchos a un lado y otro del río». Así relata que las quejas también se producen en otras «más céntricas y transitadas» y entre ellas cita la de Obispo Rocamora «sobre todo en el tramo más pegado a la Plaza de Toros, donde los parterres no se repasan desde hace meses porque faltan arbustos, el riego no funciona o hay contenedores de papel rotos y es una de las vías principales de acceso a la ciudad pero su estado deja mucho que desear». A esto suma que muchas veces los vehículos de repartidores aparcan sobre sus aceras con las consiguientes molestias para los peatones e incluso cita el tramo de José Ávila que emboca en la primera «con manchas en el asfalto de aceites o grasas que requieren de un baldeo para eliminarlos, otra de las notas constantes de nuestras calles», una situación que también se puede ver en Duque de Tamames «con papeleras llenas que no se recogen y manchas de todo tipo en aceras que tampoco han visto un manguerazo en tiempo».

En su periplo por el estado de mantenimiento no olvida tampoco la socialista otras como la calle Campoamor «donde se puede ver a cualquier hora del día enseres apilados al lado de los contenedores «una falta más del incivismo de los vecinos que los sacan a cualquier hora pero el Ayuntamiento tiene que vigilar que esto no se produzca» o también la abundancia de excrementos en ella, sobre todo de palomas en el tramo más cercano a la Glorieta «cuando con baldeos se puede solventar esa sensación de dejadez que damos porque hay aceras que no se pueden pisar». Tampoco olvida «las manchas en esquinas, no solo en esta sino en prácticamente todas las del casco urbano» por los orines de los perros y ante este caso lo que reclama es que se haga cumplir la ordenanza que regula la tenencia de animales «y se sancione a aquellos dueños de mascotas que no respetan el entorno y no recogen los excrementos».

Otro grupo de quejas que tienen los socialistas tienen que ver con la actividad de los bares que se ubican en el entorno del Pasaje Pepe Baldó o calles como Valencia y Castellón. En este caso, relata la socialista, los residentes denuncian que en muchas ocasiones, sobre todo tras los fines de semana, tanto aceras como portales amanecen con los restos del ocio «y es frecuente que muchos jóvenes se metan en ellos y vomiten o restos de vasos o botellas rotas amanezcan sobre coches». Con todo este tipo de quejas la edil pide se mejores el servicio de aseo urbano y acabar «con la sensación de que somos un pueblo sucio que no nos merecemos».