Las Provincias

«Aunque haya consecuencias y me cueste el puesto, tengo la conciencia tranquila»

  • El alcalde reclama «cautela» pero advierte de que si sigue adelante la querella habrá reacción de los socialistas

El vicealcalde es consciente de que la querella admitida contra él va a tener consecuencias políticas, ya que lo más probable es que acabe investigado (la antigua imputación). No obstante, está convencido de que no saldrá adelante judicialmente. «Habría prevaricado si hubiese concedido la licencia con el informe técnico que me decía que no se ajustaba a la legalidad y que era ilegalizable», considera. Un criterio que, dice, «no entiendo cómo pasó por alto la propuesta de la jefa del departamento jurídico de licencias».

Asegura que tiene «la conciencia tranquila» y que sabe que «no debía firmar esa licencia, aunque me cueste el puesto». Si lo hubiera hecho, alega, «la querella por prevaricación me la habrían puesto los vecinos, y con mucha más razón».

Las reacciones a la querella fueron ayer tímidas tanto por parte del equipo de gobierno como de la oposición. El alcalde, Gabriel Echávarri, pidió «cautela». Señaló que, aunque Pavón se la comunicó el miércoles, no ha tenido ocasión de estudiarla. Pero avanzó que « si sigue adelante la denuncia, «habrá postura del Partido Socialista seguro porque afecta al vicealcalde de la ciudad».

Consideró que «es un caso particularísimo, que se arrastraba desde hace muchísimos años», pero se mostró «muy preocupado» porque le llegan «muchas inquietudes» de ciudadanos y empresarios por la tardanza en la resolución de expedientes.

Los populares pidieron «respeto» a la justicia y rapidez en el procedimiento y C's apuntó a que si se demuestra que hay alguna irregularidad, pedirán su dimisión.