Las Provincias

Aulas en plena naturaleza

Alumnos del máster durante el recorrido por Sierra Escalona.
Alumnos del máster durante el recorrido por Sierra Escalona. / ASE
  • Alumnos de un máster sobre fauna silvestre conocen las particularidades de Sierra Escalona y las lagunas salineras

Un grupo de alumnos de la Universidad de Murcia, en concreto de la Facultad de Veterinaria, acudieron ayer a dos de los enclaves naturales de la comarca para conocer sus singularidades. Se trata de los estudiantes que cursan un máster sobre gestión de la fauna silvestre en ella y que proceden de diversos países como Colombia, Italia o Portugal y también otros llegados de diversas instituciones docentes españolas.

Los veinticinco titulados se acercaron hasta Sierra Escalona y también al Parque Natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja para tomar parte en una jornada práctica más de los cursos que seguirán en la universidad murciana durante año y medio. Al frente de la expedición se encontraba Carlos Javier Durá, presidente de la asociación Amigos de Sierra Escalona, uno de los mayores conocedores del sistema montañoso que ocupa los términos municipales de Pilar de la Horadada, Orihuela y San Miguel de Salinas y que sigue pendiente de su catalogación por parte de la Generalitat Valenciana como parque natural.

Durá explicó que el máster es de los más especializados que hay en este ámbito y con la sesión de campo se pretendió que conocieran las particularidades que presentan ambos ecosistemas». La mañana la comenzaron en Torremendo y la expedición pasó desde esta pedanía al puerto de Rebate y en ella también tomó parte el presidente de la Sociedad de Cazadores La Codorniz, Fernando Martínez, «ya que una de las cuestiones de esta visita es saber la compatibilidad de usos de ambos parajes naturales», indicó el presidente del colectivo conservacionista.

El ecologista añadió que los alumnos de este modo pudieron conocer un entorno de alto valor ecológico y sus particularidades «además de conocer la gestión de los recursos naturales y estar en contacto con la fauna del mismo» junto a la compatibilidad de usos que puede tener Sierra Escalona con la práctica de actividades tradicionales como la caza o la agricultura extensiva de secano «e incluso las posibilidades que puede ofrecer como atractivo turístico con el uso de las vías pecuarias que la cruzan».

Durá destacó que otro de los objetivos fue la observación de aves que nidifican en Escalona como las parejas de águilas perdiceras, reales e incluso imperiales o de los búhos reales junto a las especies de flora.

Tras tomar contacto «con uno de nuestros tesoros medioambientales más importantes», indicó el representante de ASE, tomaron rumbo hacia las lagunas salineras «un ecosistema completamente diferente situado a escasos kilómetros de la sierra y uno de los humedales más importantes de la provincia» donde los estudiantes del máster pudieron ver los flamencos o las diversas especies de anátides además de conocer el proceso de extracción de sal que se practica en ellas.