Las Provincias

La JGL aprueba el proyecto para la demolición del edificio 'La Ballena'

Estado en ruinas del edificio 'La Ballena' que será demolido.
Estado en ruinas del edificio 'La Ballena' que será demolido. / C. M. A.
  • El órgano municipal adjudica el servicio de representación letrada del Ayuntamiento hasta que culmine la tramitación del nuevo contrato

La Junta de Gobierno Local celebrada en la mañana de ayer acordó uno de los pasos más importantes para acabar con la mala imagen que durante años ofrece en el Barrio de La Punta el edificio 'La Ballena', en ruinas y desalojado de sus habitantes desde el año 2006, como es la aprobación del proyecto de demolición del edificio.

La tramitación ha supuesto un coste de 8.107 euros y a partir de ahora el Ayuntamiento podría sacar a licitación la demolición del inmueble, según informó la edil secretaria de la Junta de Gobierno, Fanny Serrano, la cual aseguró que se va a tratar de que el proceso se lleve a cabo «por vía de emergencia» con el fin de acortar los plazos al máximo. La concejal explicó que la complejidad del derribo ha hecho necesaria la redacción de un proyecto de demolición por parte de una empresa especializada «debido a las condiciones en las que se encuentra el edificio y su situación entre medianeras».

Ahora el Ayuntamiento sacará a licitación las obras con un presupuesto estimado de 200.000 euros, una cuantía que podría variar después de que el proyecto de demolición haya dejado de manifiesto que el derribo será más «complejo de lo que se había previsto inicialmente». Esta cuantía está consignada en el presupuestos municipal de 2015, actualmente prorrogado. En este caso, el Ayuntamiento realizará la ejecución de forma subsidiaria pero posteriormente girará el coste de todo el proceso a los propietarios del Edificio La Ballena, en función del porcentaje de propiedad de cada uno.

En la Junta vio luz verde la adjudicación del servicio de representación letrada del Ayuntamiento por un montante de 26.620 euros. Un punto del que dijo Serrano sentirse satisfecha por poder conseguir que el Consistorio esté defendido en los asuntos que tiene abierto. La propia edil, en su calidad de abogada, ha intervenido desinteresadamente en algunos procedimientos municipales por lo que en un reciente Pleno obtuvo el agradecimiento público del alcalde, José Manuel Dolón. Manuel Perales es el letrado que, como adjudicatario, se hará cargo del servicio.

Desde la firma del contrato, que se produjo ayer, representará al Ayuntamiento temporalmente en todos los procedimientos judiciales actualmente en trámite que en este momento se cuantifican en unos 200. La representación la ostentará hasta que se adjudique el contrato de prestación del servicio de representación letrada que se está tramitando por procedimiento abierto y que la edil considera que podría firmarse en el mes de noviembre. De hecho, en la Junta de ayer se solicitó a dos de los bufetes que han presentado sus ofertas que justifiquen la considerable baja que han ofertado sobre el precio de la licitación.

En materia judicial la Junta aprobó otros dos asuntos, como el ejercicio de acciones para la defensa del Ayuntamiento ante la demanda que ha presentado un profesor que ha ocupado plaza en la Escuela Municipal de Pintura, que fue relevado de su puesto en cumplimiento de una sentencia que obligó a baremar los méritos de todos los aspirantes a dicho puesto, y de la demanda de dos extrabajadores del servicio de socorrismo de Cruz Roja. En este último asunto el Ayuntamiento es responsable solidario.

Por procedimiento de urgencia salió adelante el inicio de expediente para el servicio de sustitución y puesta a punto del tubo central de temperatura y regenerador de aire de la climatización del interior de la piscina del Palacio de los Deportes y la aprobación del informe de la arquitecta municipal en relación a la redacción del proyecto de ejecución de las obras de reparación de la misma piscina, debido a que el proyecto presentado no cumple con los requisitos necesarios y se ha aprobado requerirle, en un plazo determinado, la subsanación del defecto.