Las Provincias

El Consell no descarta la libertad total comercial si hay consenso en el sector

  • Rafael Climent abre la puerta a extender la ZGAT de Maisonnave a Gran Vía, Plaza Mar y Puerta de Alicante, si bien prefiere acotarlo a fechas señaladas como Navidad

El Consell no ve problemas a la apertura total comercial en la ciudad de Alicante si lo pide el sector (grandes y pequeños operadores, consumidores y sindicatos representados en el Consejo Local de Comercio y, después, lo ratifica la Junta de Gobierno o el Pleno municipal) y se lo traslada en esos términos el alcalde Gabriel Echávarri. Así se acordó hace unos días en una reunión mantenida por Echávarri con el conseller de Economía, Rafael Climent, en la que se apeló al consenso y el conseller confió toda la autonomía a Alicante para que decida su calendario comercial que ponga fin a años de polémica.

Ayer, al ser preguntado por esta cuestión durante la presentación en Alicante del evento Focus Pyme y Emprendimiento, Climent apeló, antes que nada, al «cumplimiento estricto de la legislación vigente y es evidente que tanto Alicante como Valencia pueden tener zonas de gran afluencia turística Zgat».

Sobre la posibilidad concreta de que, tal y como marca la hoja de ruta de la Concejalía de Comercio que dirige el propio Gabriel Echávarri y que ayer se encargó de recordar el asesor de Comercio, Pedro de Gea, se plantee la posible extensión del área de Maisonnave a los otros tres grandes ejes comerciales de Aliante, como Plaza Mar, Gran Vía y Puerta de Alicante (donde operan Alcampo y Carrefour), el conseller no cerró, ni mucho menos, sus puertas. «Vamos a ver qué tipo de consenso y equilibrio se busca y se encuentra en el Consejo de Comercio Local, donde debe haber la máxima unanimidad», añadió.

El mayor escollo que halla el conseller en la eventual declaración de toda la ciudad como ZGAT(zonas con libre apertura todos los días del año en las tiendas con más de 300 metros cuadrados) es en el dictamen del Consell Jurídic Consultiu. Este organismo tiene que decidir sobre la posible nulidad de la ZGAT actual aprobada por el PP en el año 2013 sin cumplir, supuestamente, el preceptivo trámite de audiencia a todas las partes, lo mismo que llevó a principios de año a la exsecretaria autonómica de Economía, María José Mira, a tumbar la otra ZGAT aprobada por el Ayuntamiento en noviembre del pasado año y que trasladaba la zona de libertad horaria al área entre Canalejas y la Rambla.

En cualquier caso, Climent explicó a este diario que el dictamen, que «es importante al ser vinculante», supone más que un escollo una oportunidad. Se refiere a que se empezará a tramitar la ZGAT de Alicante desde cero, con lo que ahí cabrían todas las propuestas, incluida la de convertir, como ahora está Maisonnave, los otros tres ejes de centros comerciales en área de aperturas libres. Climent dejó claro, en explicaciones a este diario, que aunque el ideario de su partido, Compromís, fije una clara oposición a la libertad total horaria, ni su departamento ni él se opondrán a esa ampliación de la ZGAT a toda la ciudad si hay consenso. Ahora bien, aconseja a las partes que más que debatir sobre la apertura libre todos los días del año, se establezca un calendario específico en fechas muy señaladas del año como Navidad, Semana Santa y verano. Echávarri quiere vincular el diálogo al empleo.