Las Provincias

El Pleno escenifica el fracaso del proyecto para municipalizar la basura

Los grupos municipales durante el Pleno de ayer para revocar la municipalización de la basura.
Los grupos municipales durante el Pleno de ayer para revocar la municipalización de la basura. / F. GUARDIOLA
  • La revocación del acuerdo salió adelante solo con los votos del alcalde, Domingo Soler y los concejales del Partido Popular

Los votos del alcalde, José Manuel Dolón, al que únicamente entre los cinco partidos del gobierno se unió el del portavoz de Aptce, Domingo Soler, y el de los concejales del Partido Popular, sacaron adelante en la noche de ayer la revocación del acuerdo de municipalización del servicio de recogida de basura y limpieza que fue aprobado el 29 de abril. El resto de los grupos, tanto del gobierno como de la oposición, eligieron la abstención para salir del trámite, en una votación final que una parte del poco público que asistió a la sesión no entendió.

Los distintos portavoces de los grupos del gobierno responsabilizaron tanto al PP como a Ciudadanos de haber llegado a la situación de echar atrás la fórmula de la municipalización, por haber votado en contra de los presupuestos del 2016 y por tanto haber paralizado las partidas económicas que estaban señaladas para asumir el servicio. Por su parte el portavoz popular, Eduardo Dolón, explicó mostrando diferentes documentos, que en el proyecto para la municipalización «se recortaba la actual plantilla de trabajadores de la contrata, así como se prescindía de contratar a trabajadores temporales durante el verano y otras épocas del año, a cambio de aumentar las horas extraordinarias».

Igualmente la portavoz de Ciudadanos, Pilar Gómez, advirtió de los condicionantes legales en tanto a que los trabajadores no podían ser subrrogados por el Ayuntamiento, produciéndose una reducción de sus salarios.

El alcalde, José Manuel Dolón, en su ponencia inicial relató los diferentes pasos dados por el gobierno, que comenzaron optando por sacar a concurso un nuevo pliego «pero los problemas económicos y el plan de ajuste nos obligaban a reducir el contrato en 2,5 millones de euros y nos decidimos entonces por la municipalización». El regidor también señaló el contratiempo que supuso la no aprobación de los presupuestos «por lo que pensamos que la situación de precariedad en la que se encuentra el servicio no podía continuar» y decidió promover una adjudicación con una empresa privada que se haga cargo de la recogida de basura y de la limpieza durante cuatro años, con posibilidad de prórroga por otros dos años más.

El portavoz del PP, Eduardo Dolón, aseguró que «nunca se tenía que haber acordado la municipalización» y argumentó «no existir ningún informe técnico que diga que esa era la mejor opción» y también sostuvo que ya advirtió en su momento «que peligraban los puestos de trabajo de la actual plantilla que tendría que opositar para formar parte del Ayuntamiento». También indicó que «en ningún momento se ha acreditado la sucesión de empresas y tampoco nos dieron en su día los informes que solicitamos».

Tanto el portavoz de Sueña Torrevieja, Pablo Samper, como el de Izquierda Unida, Víctor Ferrández, abogaron por el servicio público como parte de su ideario político y la portavoz de Ciudadanos, Pilar Gómez, puso de relieve que «el Ayuntamiento no tiene infraestructuras para asumir el servicio» así como indicó que su partido «velará por los derechos de los trabajadores». La portavoz del PSOE, Fanny Serrano, calificó la revocación como «hecho luctuoso al que hemos llegado porque PP y C's no aprobaron los presupuestos» así como el de Los Verdes, José Hurtado, señaló que «el gobierno se ha visto forzado por las circunstancias» y aseguró que «en el último año se ha hablado más de basura que durante los cuatro del último mandato».

Durante el Pleno se concentraron a las puertas del Ayuntamiento un grupo de padres y madres de los niños de las escuelas deportivas municipales para protestar por la actual suspensión de sus servicios.