Las Provincias

El Pader lamenta que el arreglo de la entrada a Ciudad Quesada se atrase

  • El grupo independiente sacó adelante una moción para reurbanizar los accesos al residencial y eliminar los atascos

El grupo municipal del Pader sacó adelante una propuesta para dar un lavado de cara a la entrada de las urbanizaciones que conforman Ciudad Quesada. En este punto afirman que se producen atascos de forma continuada, si bien el gobierno local no asegura que la inversión se realice el próximo año. Por ello los independientes se quejan de que no se actúe a pesar de que el proyecto se aprobó por unanimidad.

La idea del grupo municipal es que esta reforma del acceso principal sirva para complementar la actuación programada en la Avenida de Las Naciones. Para los independientes el compromiso de aplazar esta obra hasta el 2018 no es suficiente puesto que los ciudadanos de este núcleo diseminado del centro «tienen que soportar los atascos que a diario se montan en la salida de Ciudad Quesada y sufren a diario la falta de aparcamiento en esa zona».

El grupo de la oposición considera que se debe actuar para modificar dos paradas de autobuses que aparcan en la entrada, porque «si no se lleva a cabo antes de que se empiecen las obras de acondicionamiento de la Avenida de Las Naciones esta zona del municipio se convertirá en un caos circulatorio». Así el portavoz del grupo, Desiderio Aráez, pidió al gobierno local a que se comprometa a efectuar la obra a principios del 2017, con cargo a los remanentes de tesorería. Desde el Pader abogan por pagar la actuación cuando se conozca el resultado de la liquidación presupuestaria de este año, que «se sabrá en los tres primeros meses del 2017», recordó el portavoz de la formación.

Por otra parte, los independientes insisten en el mal estado de las aceras y de los solares del Barrio del Soto. Aráez denuncia que las parcelas se encuentran cerradas de cualquier manera, «sin respetar las medidas mínimas y muchos solares están sucios». En cuanto a las aceras de esta zona asegura que son de apenas sesenta centímetros de ancho y los bordillos están sin acabar. El grupo puso el acento en este barrio que supone «una zona urbana totalmente consolidada por la que circulan a diario los residentes y es un paso obligado hacia la zona del mercado semanal y del recinto ferial», recordaron desde el partido independiente.