Nobel de Química a los creadores de las primeras máquinas moleculares
/ T.N.P.

Nobel de Química a los creadores de las primeras máquinas moleculares

  • El investigador de la Universidad de Alicante Francis Mojica estaba entre las quinielas por desarrollar la tecnología CRISPR

El francés Jean Pierre Savage, el británico J.Frasser Stoddart y el holandés Bernard Feringe fueron galardonados hoy con el premio Nobel de Química 2016 por el diseño y síntesis de máquinas moleculares, anunció la Real Academia de las Ciencias Sueca.

El investigador de la Universidad de Alicante Francis Mojica estaba entre las quinielas por desarrollar la tecnología CRISPR, que permite editar genomas y manipular el ADN de plantas, animales y humanos.

El ilicitano, junto con Lluis Montoliu y su grupo de investigación, ha sido el primero en implementar en animales la tecnología CRISPR-Cas9, que permite editar genomas de manera sencilla y precisa, y manipular el ADN de plantas, animales y humanos.

Francis Mojica conoce en directo el fallo del premio.

Francis Mojica conoce en directo el fallo del premio. / TVE

Mojica se encontraba en Madrid en los estudios del programa de TVE 'A saber vivir' cuando la organización ha hecho público el fallo. Mientras, el personal de la UA ha presenciado el momento en una sala multimedia habilitada en el Rectorado.

El investigador alicantino viajó ayer a Madrid, donde participó anoche en la Gala de la Ciencia 2016 organizada por el CSIC y la revista Quo. Mojica es uno de los once investigadores que forman parte de la 'Selección Española de la Ciencia', un selecto grupo de científicos elegidos por un jurado de expertos. Entre los integrantes de esta selección, además del investigador de la UA, hay eminencias como Mariano Barbacid, Pedro Cavadas o Manel Esteller.

El científico alicantino no tenía muchas esperanzas de conseguir el Nobel de Química porque, en su opinión, las probabilidades son inferiores porque el Nobel de Medicina evaluaba la técnica CRISPR, «que es lo que más está llamando la atención: El desarrollo de unas herramientas basadas en un sistema inmunológico de las bacterias». «En Química sería el descubrimiento de un sistema inmunológico en bacterias, pero han pasado como 10 años (desde su hallazgo) y no ha tenido ningún reconocimiento, lo cual si lo reconocieran ahora sería una sorpresa y una alegría para mí bestial», aseguraba ayer.

De la ciencia básica admitía que supone un «sacrificio» aunque «muy relativo» ya que quien lo hace es porque le gusta, y añadió que, pese a que «es difícil» dedicarse a ella, es muy «gratificante cuando consigues algo».