Las Provincias

El PP denuncia «privilegios» de los placeros reubicados

El grupo municipal popular pidió ayer explicaciones al gobierno local por las obras que se realizan en la planta superior del antiguo Mercado Central para reubicar al grupo de placeros que rechazó trasladarse al edificio provisional, por estar en contra del nuevo proyecto.

El portavoz adjunto popular, Vicente Granero, dijo ayer que las obras de remodelación en la primera planta del edificio otorgan «privilegios» a este grupo de placeros «con el dinero de todos los ilicitanos».

El traslado a la primera planta era una de las opciones ofrecidas desde el tripartito para que la docena de placeros pudieran continuar con su actividad comercial y a la vez dar comienzo a las catas arqueológicas.

Granero recordó el informe remitido por la Conselleria de Sanidad el pasado febrero, en el que se advertía de la existencia de plagas y acumulación de polvo así como la situación del edificio con «techos agujereados, losetas rotas, escalones defectuosos y vigas en malas condiciones. Este edificio no tiene garantía sanitaria, pero quieren seguir con las obras pagadas por todos los ilicitanos y continuar vendiendo», añadió el edil del PP.

Añadió que este grupo de placeros tiene finalizada su concesión, por lo que ha asegurado que «deberían haber abandonado el recinto hace ya tiempo». El PP ha pedido copia del proyecto de obras, el informe técnico y jurídico que las apoya, y el responsable político que las autorizó.