Las Provincias

Claro considera que la costa vuelve a quedar relegada y sin el reclamado centro cultural

A propósito de la Plaza de Toros y la rehabilitación de este espacio para que lo puedan disfrutar los vecinos el partido político de la costa, Claro, ha manifestado su opinión, que no es otra que considerar que la zona litoral, de la que aseguran que se sacará el dinero necesario para desarrollar el proyecto de la plaza del Camino Viejo de Molins, queda relegada mientras que Orihuela «gana una nuevo espacio cultural con capacidad para 2.500 personas». Desde Claro recuerdan que los grupos que organizan actividades culturales y sociales en la costa «tienen que deambular por locales, en los cuales poder organizar sus actividades, principalmente en bares y restaurantes» o que se sigue sin una biblioteca municipal, además de que el punto de lectura abierto en un sitio que tampoco les gusta, a kilómetros del centro neurálgico del litoral, también está cerrado.

Desde este partido ya advierten de que no quieren un centro cultural en el local anexo a las viviendas sociales sin ocupar, «porque está a más de cinco kilómetros del Ayuntamiento» y señalan la propuesta realizada por un vecino en la reciente reunión para tratar los presupuestos, donde planteó el aparcamiento de Zenia Boulevard que es de titularidad municipal para levantar una infraestructura de este tipo. Así insisten en que se dé un trato igualitario en la celebración de eventos culturales y manifiestan su alegría porque el dinero para la Plaza de Toros no se haya sacado del destinado a las expropiaciones para terminar el paseo marítimo del litoral entre Cala Capitán y Cala Mosca porque «de lo contrario podríamos haber dicho adiós para siempre a la finalización del paseo, tal vez la única joya de la corona de una Costa con grandes carencias en infraestructuras y servicios».