Las Provincias

Aula de un colegio.
Aula de un colegio. / EFE

Dos de los socios del tripartito aprueban el contrato de limpieza de colegios

  • PSPV-PSOE y Compromís han aprobado la licitación del concurso del contrato de la limpieza de colegios y dependencias municipales, por un importe de 15,2 millones de euros

La junta de gobierno del ayuntamiento de Alicante ha aprobado con los votos del PSPV-PSOE y Compromís y el rechazo del tercer socio del gobierno local, Guanyar, la licitación del concurso del contrato de la limpieza de colegios y dependencias municipales, por un importe de 15,2 millones de euros (sin IVA) y dos años, prorrogables a dos más.

Así lo han anunciado en la rueda de prensa posterior a la junta de gobierno el portavoz municipal, Natxo Bellido, de Compromís, y la responsable de Infraestructuras, la socialista Gloria Vara, cuyo departamento ha sido el encargado de desarrollar el pliego de condiciones.

Vara ha destacado que este pliego "satisface los intereses de la ciudad" y cumple con los tres objetivos que se había marcado el equipo de gobierno: cumplir con el servicio, garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores y resultar atractivo para las empresas.

Éste es el contrato que más ha tardado en sacar a licitación el tripartito después de que desistiera por imposibilidades técnicas y políticas, de su idea de municipalizar algunos de los servicios externalizados.

El retraso se ha debido a las reticencias, principalmente de Guanyar Alacant, formación que hoy ha votado en contra debido, según el vicealcalde Miguel Ángel Pavón, el contrato no se orienta al futuro rescate del servicio y porque no garantiza el empleo y las condiciones laborales de la plantilla.

El pliego establece una reducción máxima del 5 por ciento sobre el precio de licitación para las ofertas de las empresas, y cabe reseñar que éste ha sufrido un incremento de aproximadamente unos 400.000 euros sobre la cantidad prevista en el contrato ya caducado.

Este incremento se hace, según Bellido y Vara, para, de alguna forma, asegurarse de que las compañías cumplen con sus obligaciones de cara a sus empleados.

"Políticamente hemos decidido que no haya más recortes de personal y, por eso, subimos el precio de licitación", ha incidido el portavoz, que también ha concretado que en el pliego se incluyen más tareas que en el anterior.

Además, el consistorio ha redactado en el pliego "de forma enunciativa" las obligaciones empresariales para con el convenio colectivo de los trabajadores.

En caso de empate entre dos ofertas, se ha marcado una cláusula de desempate en base a las medidas por la igualdad y la conciliación laboral y familiar de las empresas.

La adjudicación está prevista para el primer trimestre de 2017, por lo que hasta entonces se seguirá pagando fuera de contrato el servicio, que tuvo un coste de 708.766 euros el pasado agosto, importe cuyo pago ha aprobado precisamente hoy la junta de gobierno local.

También se ha dado el visto bueno al pago de 56.559 euros correspondientes a los meses de julio y agosto por el servicio de limpieza y mantenimiento del cementerio, que se encuentra a la espera de adjudicación.

Por su parte, Pavón (Guanyar) ha insistido en que el voto contrario de su coalición se debe a que la licitación "no garantiza las cuestiones esenciales" que precisa la plantilla, por ejemplo la masa salarial, el número de horas y medidas de conciliación.

Según Pavón, a causa del pliego ve "posibilidades de que la adjudicataria pueda despedir a trabajadores", por lo que la plantilla "no es precisamente la más beneficiada" por el contrato.

Ha añadido que sus dos socios del equipo de gobierno han aceptado "una mínima parte" de las aportaciones de Guanyar, concretamente sobre la reposición de empleados por jubilación y se apliquen criterios sociales.

No se aceptó su propuesta de que la adjudicataria cumpla un porcentaje mínimo de contrataciones indefinidas y otras medidas para conciliar la vida laboral y familiar.