Las Provincias

Podemos se plantea retirar su apoyo a Puig si el PSOE deja gobernar al PP

El síndico portavoz de Compromís, Fran Ferri, charla con el de Podemos, Antonio Montiel, en el hemiciclo valenciano.
El síndico portavoz de Compromís, Fran Ferri, charla con el de Podemos, Antonio Montiel, en el hemiciclo valenciano. / R.A.
  • Montiel asegura que la crisis socialista afecta a los valencianos y lamenta que el presidente del Consell no fuera más discreto en su postura en torno a Pedro Sánchez

Después del fugaz pleno extraordinario de ayer en Les Corts para elegir a los tres ponentes que defenderán hoy en el Congreso de los Diputados la reforma del Estatuto de Autonomía -Manolo Mata (PSPV), Fran Ferri (Compromís) e Isabel Bonig (PP) fueron los escogidos-, desfilaron por los pasillos del Palacio de Benicarló los portavoces de los grupos parlamentarios para atender a los medios.

El asunto principal de la comparecencia de todos ellos no fue la votación secreta que les ocupó apenas un cuarto de hora, sino sus reacciones tras el caótico comité federal socialista y sus posibles consecuencias en el Consell. En esas saltó Antonio Montiel a escena y advirtió de que retirará su apoyo al gobierno del Botànic si finalmente el PSOE se decanta por facilitar un nuevo mandato de Mariano Rajoy.

Podemos ya ha roto el pacto de gobierno en Castilla la Mancha, y la formación morada también ha amenazado con retirar su aval en los de Aragón y Extremadura usando el mismo discurso que Montiel.

El portavoz podemista expresó su malestar por la manera en la que Ximo Puig se ha movido en la crisis interna de su partido. Cree que el jefe del Consell debió ser más prudente, tener «una actitud más discreta» al gestionar su postura y lamenta que fuera uno de los 17 miembros de la ejecutiva federal socialista que dimitió para propiciar la caída de Pedro Sánchez y sembrar la incertidumbre sobre pactos y posicionamientos ante una investidura. «El daño ya está hecho en el seno del PSOE y, evidentemente, esto tendrá consecuencias, aunque aún no sabemos cuáles», dijo.

Para el síndic de Podemos, que sigue «en tiempo real» los movimientos internos en el PSPV, todavía es pronto para cuestionarse un apoyo parlamentario en el Consell, pero indicó que su «preocupación es grande» y que «si la situación del PSOE desembocara en un nuevo gobierno de Mariano Rajoy», del que cree «que ha maltratado a los valencianos y valencianas», tomará «decisiones políticas» y convocará «de urgencia» a la dirección de su partido en la Comunitat para adoptar una decisión al respecto.

Para evitar llegar hasta ese punto hizo «un llamamiento a la responsabilidad histórica de los socialistas» y dijo confiar en que las bases socialistas «apelen al sentido común para facilitar un gobierno de progreso».

Montiel evidenció ayer su malestar por cómo le trata su socio del Botànic. Tanto es así que le echó en cara que no hubiera contado con él para organizar el acto que se celebrará mañana en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para reclamar una mejor financiación para la Comunitat: «Nos hemos enterado a través de una tarjeta de protocolo. Hubiera esperado otro tipo de diálogo para la preparación y la celebración de ese acto. Hubiera esperado que fuera de la sociedad civil y no simplemente un acto institucional que convoca el presidente».

Si el discurso de Montiel fue dedicado casi en su totalidad al PSOE, el portavoz del PSPV Manolo Mata enfocó hacia Podemos. Señaló que la formación morada «tiene dos escenarios: apoyar a los socialistas o respaldar al PP. Que elija».

Mata destacó que la situación de su partido es «muy complicada» y que en Madrid los miembros de Podemos «decidieron apoyar claramente a Mariano Rajoy y por eso vuelve a tener una opción para gobernar» e indicó que los de Pablo Iglesias «pueden hacer muchas reuniones pero, al final, tendrá que decidir si apoya al PSOE o no».

El Consell se «tambalea»

El síndic de Ciudadanos, Alexis Marí, no dejó escapar la oportunidad para expresar su opinión en los pasillos del parlamento autonómico en relación al desbarajuste socialista. Lamentó la sensación de «inestabilidad total» que ofrece en estos momentos el gobierno de la Comunitat y aseguró que «los cimientos del Titánic parece que se pueden tambalear», empleando el término bautizado por el PPCV para ridiculizar el Acord del Botànic.

Isabel Bonig, la portavoz de los populares valencianos, le tendió la mano al presidente Ximo Puig. Afirmó que nadie podrá acusar a su partido de «hacer leña del árbol caído, le deseó «lo mejor» al PSOE y que solucione sus conflictos.