Las Provincias

El periodista Ignacio Cembrero.
El periodista Ignacio Cembrero. / MO Atitar

«La crisis de Argelia puede traer a Alicante una oleada de inmigrantes»

  • Ignacio Cembrero, periodista

  • El autor de 'La España de Alá' presentó ayer su libro sobre la inmigración musulmana en la Sede Universitaria Ciudad de Alicante de la UA

'La España de Alá' analiza las ventajas y los riesgos de la inmigración musulmana en nuestro país. Su autor, el periodista Ignacio Cembrero, presentó ayer su libro en la Sede Ciudad de Alicante de la UA, y lo hace de nuevo hoy en la Facultad de Filosofía y Letras.

-¿Ha crecido mucho en España la inmigración procedente de países islámicos?

-Sí. La población musulmana ha aumentado un 77 por ciento en la última década. En España hay 1.900.000 musulmanes, un 4 por ciento de la población.

-En el libro sostiene que la inmigración islámica supone más una oportunidad que una amenaza.

-España es un país envejecido. El Instituto Nacional de Estadística prevé que en el horizonte del año 2064 el 40 por ciento de la población española tendrá más de 65 años. Eso es económicamente inviable con el modelo actual. Pasa en Europa, pero especialmente en España, donde la tasa de natalidad es de 1,3 hijos por pareja. La solución, además de fomentar la natalidad, pasa por la inmigración. Nos va a hacer falta mano de obra como ya ocurrió hace diez años en algunos sectores.

-¿ Es un colectivo con dificultades para integrarse en nuestra sociedad?

- La verdad es que sí se han integrado. Ha habido hasta ahora una coexistencia pacífica sin demasiados problemas. Lo que ocurre es que es un colectivo muy variopinto: marroquíes, argelinos, subsaharianos, y también contamos con una comunidad de palestinos y jordanos que llegaron en los años 70, estudiaron en nuestras universidades y están perfectamente integrados en la sociedad española. Quienes más dificultades tienen son los inmigrantes que proceden del Magreb debido a la idiosincrasia de sus países.

- Pero también contamos con la presencia de radicales...

- Este problema no se da en los inmigrantes de la primera generación que llegan a España para encontrar empleo, integrase en el sistema, escolarizar a sus hijos y ahorrar para visitar de vez en cuando sus países de origen. Los radicales se dan en la segunda y tercera generación. Inmigrantes musulmanes de segunda generación en España no hay muchos y de la tercera no hay nada porque la entrada de población islámica llegó con 20 años de retraso con respecto a otros países de Europa. La radicalización se produce por un problema de identidad. Los hijos no se sienten del país de sus padres pero tampoco del país donde residen. Y eso les lleva a abrazar versiones extraviadas de su religión.

- Su libro incluye un mapa con focos de radicalización en el que aparece Alicante.

- Alicante es la tercera provincia de la costa mediterránea con más focos por detrás de Barcelona y Murcia. El Ministerio del Interior tiene localizados en la provincia de Alicante 1.584 lugares que pueden ser puntos de encuentro de radicales. Son sitios como teterías o locutorios en los que pueden producirse procesos no deseables. Esta cifra supone el 5 por ciento sobre el total de 30.000 puntos contabilizados en el conjunto de España. Desde 2004 se han realizado en la provincia de Alicante tres operaciones antiterroristas. Hay lugares más peligrosos.

- No se debe asociar el Islam con el terrorismo islámico. ¿Lo hacemos?

- En España hay niveles muy bajos de islamofobia. El rechazo por parte de la población es menor que en Europa. Son menos conflictivos que en Francia, Bélgica u Holanda.

-¿Cómo ha afectado a España la crisis de los refugiados sirios?

- Hoy en día Siria es el principal país emisor de inmigrantes y refugiados. A Europa llegaron en 2015 un total de 1.800.000 inmigrantes, la mayoría sirios. En España entraron unos 7.000 a través de Melilla según Frontex, aunque las cifras oficiales sólo hablan de 470. En su gran mayoría utilizaron España como puerta de entrada para ir al norte de Europa.

-Nuestro país no está pues en el objetivo de esta diáspora...

- De momento. Pero España, y en concreto Alicante, ha de estar muy atenta a las consecuencias de la gran crisis económica que sufre Argelia. Es posible que se convierta en un importante foco emisor de inmigrantes y refugiados. Hay 250.000 subsaharianos y sirios en Argelia deseosos de pasar a Europa. Alicante está pegada. Si la crisis avanza en Argelia se puede reproducir en Alicante la situación que sufrió Sicilia con aquella oleada de inmigrantes.