Las Provincias

vídeo

El arrestado, en el exterior de la terminal del aeropuerto. / Policía

La Policía captura en el aeropuerto a un fugitivo buscado por once delitos

  • Las autoridades irlandesas le acusan, entre otras acciones, de asaltar un furgón blindado que contenía 134.000 libras y de secuestrar a dos personas

Agentes de la Policía Nacional han apresado en el aeropuerto de El Altet a un hombre de nacionalidad irlandesa que tenía en vigor una orden europea de detención y entrega, acusado de cometer once delitos en su país, donde se enfrenta a dos posibles cadenas perpetuas. El arrestado tenía en vigor también una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión por la Audiencia Nacional, según la Policía, que ayer informó de que actualmente vivía en la provincia de Alicante con documentación falsificada y adoptaba altas medidas de seguridad para evitar ser descubierto.

Ante la sospecha de que el fugitivo se pudiera ocultar en la provincia de Alicante, se activó un dispositivo de búsqueda y localización que culminó con su detención en las inmediaciones del aeropuerto de El Altet, mientras se encontraba en su vehículo esperando a otra persona. La reclamación en vigor está motivada por una sentencia de las autoridades judiciales irlandesas por un delito de robo, tres delitos de detención ilegal, seis delitos de tenencia ilícita de armas y un delito de pertenencia a organización criminal.

Además, es reconocido como uno de los dos autores del robo, mediante el secuestro de dos personas, de un furgón blindado con 134.000 libras. Estos hechos sucedieron en 2010, cuando un ciudadano de Dublín, con acceso directo a camiones blindados para el transporte de divisas, tras ser vigilado minuciosamente durante semanas, fue abordado por dos individuos armados (uno de ellos el ahora detenido) que le obligaron a entrar en su domicilio y una vez dentro mantuvieron secuestradas a su madre y su sobrina.

Para ser liberadas, le obligaron a robar un furgón blindado al que tenía acceso, de cuyo interior sustrajeron 134.000 libras, las cuales fueron depositadas en el interior de un vehículo que supuestamente abandonó en un aparcamiento y todavía no se han recuperado. Las dos personas secuestradas fueron liberadas siete horas después de haber sucedido los hechos.

El detenido se enfrenta a dos posibles condenas de cadena perpetua por los delitos de robo y detención ilegal y hasta un máximo de 62 años por los delitos de tenencia ilícita de armas y organización criminal.

La captura ha sido llevada a cabo por agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Alicante.

El implicado será puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción 2 de la Audiencia Nacional en Madrid.