Las Provincias

Los padres de la valenciana condenada en EE UU ignoran aún su fecha de vuelta

Cuando se cumple ya año y medio de la puesta en libertad de María José Carrascosa, su regreso a Valencia sigue siendo una incógnita para su familia. «Quiero volver a Valencia, pero no se cuándo podré hacerlo», explicó en una reciente conversación con su madre la abogada valenciana que fue condenada en Estados Unidos por desacato al llevarse a Valencia a su hija con el norteamericano Peter Innes.

Fue el 24 de abril de 2015 cuando un juez autorizó que Carrascosa abandonara la prisión y comenzara su periodo de libertad condicional. Inicialmente, la letrada fue acogida por el religioso español que le prestó apoyo durante su periodo entre rejas. Hoy Carrascosa habita «en un piso de alquiler y dedica su tiempo a escribir dos libros sobre su experiencia», como describe su madre, Maruja Peñalvert, con la que conversa por videoconferencia.

Maruja admite que desde que su hija abandonó la cárcel han estado tentados de viajar a Estados Unidos para conseguir lo que más ansían: abrazar a una hija a la que, desde hace una década, solo ven en la pantalla de un ordenador. Pero María José sigue temiendo a la justicia norteamericana. «Mamá, no vengáis. Es mejor», les ha advertido en esas conversaciones a través de Skype.

La madre de la letrada añora el día en que «suene el timbre de la puerta de casa y sea ella que ha vuelto». Y es que «antes solía darnos ese tipo de sorpresas. Presentarse inesperadamente para alegrarnos...», recuerda la mujer.

Por el momento, ella y su esposo José, siguen «esperando con resignación» en Valencia, sin poder explicar cuándo regresará su hija o de qué factores judiciales depende ahora su salida de Estados Unidos. Su otra hija, Victoria Carrascosa, estimaba a finales del año pasado el 1 de agosto de 2017 como fecha para que expire su periodo de libertad condicional y a la espera de ser exonerada por la justicia norteamericana.